Los elevadores verticales son uno de los sistemas más utilizados para proporcionar accesibilidad, a la hora de salvar pequeños desniveles, en todo tipo de viviendas y edificios.

Elevadores VerticalesEn la actualidad todavía es frecuente encontrar numerosas escaleras en las entradas de edificios o viviendas particulares que suponen una barrera para personas con dificultades para caminar o que se desplazan en silla de ruedas.

Además, con el paso de los años disponer de una vivienda particular con diferentes niveles de altura o con escaleras en la entrada, también puede representar un verdadero problema en algunos casos.

Hoy en día son numerosas las alternativas disponibles para solucionar estas situaciones, por una parte está la realización de obras o reformas para eliminar las posibles barreras arquitectónicas, como puede ser la construcción de una rampa o la modificación de espacios eliminando los desniveles existentes.

Por otra parte, tenemos las diferentes soluciones técnicas, como son la instalación de ascensores o salvaescaleras, pero sin duda cuando se trata de salvar desniveles de poca altura, conjuntamente con garantizar la accesibilidad a todo tipo de usuarios, los elevadores verticales son una de las soluciones más empleada.

 

¿Que son los Elevadores Verticales?

Los elevadores o plataformas elevadoras verticales son de entre todos los sistemas salvaescaleras, quizás, los menos conocidos, este tipo de elevador se caracteriza por tener una apariencia muy similar a las plataformas salvaescaleras pero con el funcionamiento vertical de la misma manera que los ascensores y otros elevadores.

Estéticamente se caracterizan por disponer de protecciones a una altura aproximada de un metro, además no cuentan con una cabina cerrada normalmente, si no que la misma no está provista de techo, lo que también se conoce como media cabina o cabina abierta. En algunos modelos de elevadores es posible observar que se sustituye la puerta a media altura de la cabina por unos brazos plegables de seguridad.

Su desplazamiento, como su nombre indica, es en vertical alcanzando y dispone de un recorrido limitado que alcanza una altura de como máximo tres metros.

El funcionamiento es muy sencillo e intuitivo estando totalmente adaptado para ofrecer la máxima autonomía posible a cualquier usuario.

Tan solo es necesario mantener presionado el pulsador de subida o bajada hasta llegar al nivel seleccionado, donde el elevador se detendrá automáticamente.

 

¿Cómo ayudan a la accesibilidad?

Los elevadores verticales permiten salvar de manera cómoda y segura desniveles de hasta tres metros de altura.

Principalmente son una solución para las escaleras que podemos encontrar en la entrada de algunas comunidades de vecinos hasta el vestíbulo donde se encuentra el ascensor, las escaleras situadas en la entrada de algunos comercios y edificios o incluso para salvar hasta la altura de una planta en viviendas particulares u otras ubicaciones, siempre y cuando el recorrido que deba efectuar la plataforma no exceda del límite de 3 metros.

Para ello los elevadores disponen de una base o plataforma especialmente diseñada para el acceso a personas que se desplazan en silla de ruedas, si bien es importante indicar que para una utilización para todos los públicos la superficie útil de la plataforma debe tener unas dimensiones mínimas, las cuales están estipuladas por normativa.

Otro punto importante a tener en cuenta a la hora de la instalación de este tipo de elevador, para que realmente sea una ayuda a la accesibilidad, es que se debe prever el espacio suficiente tanto en la zona del embarque como en la de desembarque para que una silla de ruedas pueda maniobrar sin dificultad.

Por otra parte y en gran medida, uno de los puntos que hace que esta sea una de las soluciones más instaladas a la hora de salvar pequeñas alturas, es la gran adaptabilidad que dispone, ya que existen modelos que pueden instalarse tanto en el interior como en el exterior de los edificios, sin requerir obras auxiliares o siendo estas las mínimas al existir modelos que no requieren de la construcción de un foso para su instalación.

 

¿Para qué personas se recomiendan?

Una de las principales ventajas de este tipo de elevador es su gran versatilidad, aunque principalmente está diseñado para su utilización por personas que se desplazan en silla de ruedas o personas que aunque puedan caminar, tengan dificultades para subir y bajar escaleras, como personas mayores o con cualquier otro tipo de problema que afecte a su movilidad. También es posible su utilización para otros usos como transportar la compra, el carrito del bebé o incluso algunos objetos pesados como maletas…, etc.

 

Recibe hasta 3 Presupuestos GRATIS de diferentes empresas especializadas en Elevadores Verticales de tu zona

 

20 octubre, 2017