Adaptaciones de viviendas particulares para minusválidos, ¿Qué debemos tener en cuenta? ¿Cómo Adaptar la vivienda a una persona en silla de ruedas? ¿Qué ayudas técnicas disponemos para mejorar la accesibilidad en el hogar?

Adaptaciones de viviendas particulares para minusválidos

Adaptaciones de viviendas particulares para minusválidos

Uno de los principales objetivos que se tiene que buscar a la hora de adaptar una vivienda para personas que se desplazan en silla de ruedas es intentar ganar la máxima autonomía posible tanto a la hora de efectuar los desplazamientos cotidianos por el interior del hogar como en su acceso.

Hoy en día existen numerosas ayudas técnicas disponibles en el mercado, pero además, es necesario tener una serie de consideraciones en cuenta para adaptar la vivienda particular en la medida de lo posible.

 

¿Cómo puedes adaptar tu vivienda a una persona discapacitada?

Uno de los principales puntos a tener en cuenta a la hora de adaptar la vivienda a una persona discapacitada es el acceso a la misma.

En este aspecto es muy importante que dispongamos de descansillos con dimensiones suficientes tanto en la parte exterior de la vivienda como en la parte interior de la misma. Lo ideal sería poder disponer de un diámetro de 1,5 metros a ambos lados de la puerta, sin contar el espacio que la misma ocupa cuando se abre.

Otro de los puntos que suele ser critico son las rampas y las escaleras.

Las rampas deberían tener una pendiente máxima de entre el 8 % y el 10 %, en función de la longitud de la misma, además de permitir maniobrar la silla cómodamente en la zona inferior y una zona de desembarque lisa (Zona superior) de al menos 1,2 m., si dicha zona termina en una puerta se tendrá en cuenta la apertura de la misma, debiendo añadir la zona de barrido a esta.

En cuanto a las escaleras, y en caso de que no sea posible la construcción de una rampa por motivos técnicos, de espacio o económicos, existen soluciones como las plataformas salvaescaleras o los elevadores para minusválidos.

Otro punto importante a la hora de realizar adaptaciones para una vivienda particular con el objeto de mejorar la accesibilidad son las instalaciones y el mobiliario, en este aspecto es importante que los interruptores, enchufes… estén adaptados y se encuentren a una altura óptima para una persona en silla de ruedas.

Por otra parte, en cuanto al mobiliario, sería necesario que permitiera el acceso frontal de la persona en silla de ruedas, disponiendo de una altura de cómo mínimo 70 cm., para que sea totalmente funcional.

Además, también son puntos críticos las bañeras, las cuales sería conveniente sustituir por platos de duchas, disponer en la medida de lo posible un suelo antideslizante y la instalación de barras de sujeción o grúas en zonas como el baño o el dormitorio para facilitar las transferencias.

 

Ascensores para minusválidos

Cuando se trata de salvar varias plantas de altura, existen elevadores totalmente adaptados para personas en silla de ruedas los cuales permiten salvar hasta cinco o seis plantas de altura en viviendas unifamiliares.

Este tipo de elevadores disponen de un menor importe económico, menores requisitos de obras auxiliares para su instalación y un menor coste de conservación y mantenimiento que los ascensores convencionales con una apariencia muy similar a ellos.

Las dimensiones de la cabina de referencia para que puedan transportar a una persona en silla de ruedas son de 1 m x 1,2 m, en caso de embarque y desembarque por el mismo lado o en lados enfrentados y de 1 x 1,4 metros en caso de que, además de la persona en silla de ruedas, también se desee una capacidad para un acompañante.

Importante indicar que, aunque estas son las dimensiones más estándares para este tipo de elevadores en viviendas unifamiliares estos se fabrican completamente a medida, por lo que sería posible otras configuraciones que se adapten mejor a los espacios disponibles.

 

Plataformas salva escaleras para personas con discapacidad

Por otra parte, tenemos las plataformas salva escaleras, las cuales se instalan sobre la propia escalera sin necesidad de realizar reformas u obras para ello.

Este tipo de elevador dispone de una base o plataforma la cual permite el acceso de la persona en silla de ruedas sin dificultades, permitiendo su plegado una vez terminada su utilización.

Los salva escaleras se adaptan tanto a escaleras rectas como con curvas, descansillos intermedios, etc., existiendo también modelos aptos para instalarse en el exterior de la vivienda.

Otro tipo de plataforma salva escaleras serían los elevadores verticales de corto recorrido, este tipo de elevadores son muy similares a las plataformas pero con un desplazamiento vertical como indica su nombre.

Este tipo de elevadores son ideales para salvar pequeños desniveles de hasta tres metros de altura.

 

Obtén hasta tres presupuestos de Elevadores y Plataformas de diferentes empresas GRATIS

 

7 julio, 2017