Un ascensor para silla de ruedas es sin duda una de las principales soluciones disponibles para poder salvar diferentes plantas de altura proporcionando accesibilidad a personas con problemas de movilidad.

Ascensor para silla de ruedas

Sin duda los ascensores son hoy en día un elemento indispensable en muchos edificios, pero además, cada vez son más los ascensores que se instalan en vivienda particulares bien sea para mejorar la movilidad en el hogar o bien para proporcionar un plus en cuanto a confort y comodidad.

Sin embargo, no todos los ascensores están adaptados para personas en silla de ruedas, son muchas las instalaciones que bien por no ser técnicamente posible o bien porque en su día no existía regulación al respecto, no disponen de las dimensiones correctas para poder transportar a cualquier tipo de usuarios, incluidos las personas que se desplazan en silla de ruedas.

 

Instalación

Cuando hablamos de un ascensor para silla de ruedas tenemos que tener en cuenta que existen diferentes opciones, eso sí, todas ellas con una premisa, permitir el acceso a usuarios en silla de ruedas y en algunos casos, además, a un acompañante.

Si hablamos de salvar pequeños desniveles por ejemplo, los producidos por una escalera situada en el acceso a un edificio, existen los conocidos como elevadores verticales, los cuales se caracterizan por tener una cabina a media altura y su capacidad para salvar desniveles de hasta tres metros, este tipo de elevador tiene un funcionamiento muy similar al de los ascensores con la salvedad de que es necesario mantener presionado el pulsador de subida o bajada hasta llevar al nivel requerido, momento en el cual se detendrá automáticamente.

Por otra parte, si se trata de instalar un elevador en una vivienda particular, los ascensores para casas tienen un coste más reducido, un menor mantenimiento y unas características más adecuadas que el ascensor tradicional, por lo que en la mayoría de ocasiones será una mejor opción.

Si la instalación se va a llevar a cabo en un edificio que dé servicio a diferentes plantas de altura, el ascensor a instalar, más recomendable en la mayoría de casos, será un ascensor convencional o tradicional pero que cumpla con los requisitos específicos para ser considerado accesible o adaptado.

En este caso, es importante indicar que además, existen diferencias importantes entre ascensores para diferentes tipos de edificios, como pueden ser un edificio de viviendas o por otra parte edificios de pública concurrencia, comercios, etc.

 

Dimensión

Sin duda las dimensiones son un punto muy importante para un ascensor para silla de ruedas, en este caso es importante diferenciar entre dos aspectos, por una parte tenemos una utilización para garantizar el acceso a cualquier tipo de usuarios y por otra un uso particular del ascensor para silla de ruedas

En el primero de los casos los ascensores tienen que tener unas medidas determinadas para poder ser considerados adaptados para personas que se desplazan en silla de ruedas, estas dimensiones mínimas varían en función de la ubicación y uso del elevador, siendo las mínimas recomendables de 1 m. de ancho x 1,25 m., de fondo. Además, es necesario tener en cuenta la entrada y salida de la persona en silla de ruedas, en este aspecto, será necesario tener las dimensiones suficientes para que la silla pueda maniobrar a la hora de poder acceder y salir del ascensor, así como tener en cuenta que si existen entradas y salidas en el ascensor en ángulo, las dimensiones de la cabina del ascensor para silla de ruedas tendrá que permitir poder girar a la silla a la hora de encarar la salida.

En el caso de tratarse de viviendas particulares, y teniendo en cuenta que las cabinas de ascensores pueden fabricarse totalmente a medida, podrá ser posible ajustar las medidas comentadas si es necesario, ya que el objetivo es la de proporcionar accesibilidad a un usuario en particular.

 

Precio

El precio de los ascensores para silla de ruedas varía en función del tipo de elevador, las paradas y recorrido a salvar, las características necesarias y la empresa instaladora.

En este aspecto, si hablamos de elevadores verticales, el precio de partida se situaría a partir de unos 5500 € o 6000 €, si se trata de un ascensor unifamiliar, dicho precio de partida ascendería a unos 9000 € y en el caso de los ascensores tradicionales, el precio de partida se encontraría desde unos 12000 € en adelante.

Por otro lado, es conveniente tener en cuenta que en la mayoría de ocasiones es necesario realizar obras o adaptaciones para la habilitación del espacio por donde se instalará el ascensor, por lo que también es un aspecto importante, ya que afectará al precio final del mismo en función del tipo y de la cantidad de obras o reformas necesarias.

 

Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas y ahorra comparando

 

3 septiembre, 2018