Ascensores minusválidos normativa, ¿Qué normas se aplican a este tipo de elevadores?, ¿Es obligatorio instalar ascensores adaptados?, ¿Qué alternativas podemos encontrar?

Ascensores minusválidos normativa
Ascensores minusválidos normativa

¿Qué dice la normativa sobre ascensores para minusválidos?

No todos los ascensores son accesibles para personas con discapacidad, para que el elevador este considerado adaptado ha de cumplir con los criterios dispuestos en la norma UNE-EN 81-70 que regula la seguridad para la construcción e instalación de ascensores y más concretamente la accesibilidad a los mismos.

Esta normativa indica aspectos tan fundamentales como, por ejemplo, cómo deben ser los accesos en cada una de las plantas, las dimensiones mínimas y recomendables de la cabina o las dimensiones necesarias libres de obstáculos que debe haber frente a la puerta.

Además también se regulan el tipo de puertas que deben tener los ascensores para minusválidos o las seguridades específicas que deben instalarse tanto en las puertas como en otros elementos en este tipo de elevadores.

Por otra parte, la cabina además de tener unas dimensiones especificas debe equiparse con elementos que ayuden a las personas con discapacidad, equipan otros componentes como pueden ser pasamanos, espejos en caso de cabina con un solo embarque, dispositivos de control a una altura determinada, iluminación especifica o sistemas de señales tanto visuales como sonoros dentro y fuera de la cabina.

Todo ello enfocado para facilitar la utilización de este tipo de ascensores para personas con discapacidad visual, auditiva o motora.


¿Es obligatorio instalar un ascensor para minusválidos?

Afortunadamente desde hace bastantes años es obligatorio la instalación de ascensores con dimensiones suficientes para que una persona en silla de ruedas pueda acceder al mismo sin dificultades, como parte negativa es que esta obligación solamente afecta a construcciones de obra nueva con una serie de características, por otra parte, también es habitual que se requiera de una solución de accesibilidad en comercios al iniciar o cambiar de actividad o en edificios de pública concurrencia.

El principal problema existente es en el gran número de edificios de viviendas que se construyeron sin tener en cuenta un espacio destinado para el ascensor, en los que desde hace algunos años están obligados a realizar los ajustes razonables necesarios en materia de accesibilidad si así les es requerido y que se van efectuando de manera gradual, debido a que dicha obligación también está sujeta a una serie de condicionantes.

Otro punto de interés es que en algunas edificios no disponen del espacio suficiente para que técnicamente sea posible instalar un ascensor adaptado, siendo la única alternativa instalar un ascensor con capacidad insuficiente para un usuario en silla de ruedas o para cumplir con el resto de requerimientos necesarios para que la misma pueda maniobrar correctamente en los embargues y desembarques.

Otra de las desventajas que se encuentran en numerosos edificios, es que disponen de un ascensor pero es necesario salvar unos escalones para poder acceder al mismo, por lo que también es necesario buscar alternativas para estos casos.


Alternativas a los ascensores para minusválidos

Si hablamos de alternativa a los ascensores para minusválidos tenemos que mencionar otro tipo de elevador utilizado también para estos fines en aquellos casos en los que no se requiere salvar muchas plantas de altura y donde su utilización se estime que se baja, nos referimos a los ascensores de velocidad reducida o conocidos coloquialmente como ascensores unifamiliares, este tipo de elevador es totalmente apto para su utilización por personas en silla de ruedas, teniendo incluso la cabina capacidad suficiente para además permitir alojar a un acompañante. Esta alternativa es bastante utilizada en locales comerciales con una o dos plantas de altura o viviendas particulares principalmente.

Cuando se trata de salvar pequeños desniveles de hasta tres metros de altura, una posible solución sería instalar elevadores verticales para corto recorrido, este tipo de elevador se caracteriza por su media cabina o cabina abierta y por ser una de las soluciones más escogidas para pequeños desniveles en edificios tanto públicos como privados como en viviendas particulares para salvar hasta una planta de altura siempre y cuando no exceda de tres metros de recorrido.

Otra de las posibles alternativas, cuando simplemente se trata de salvar una pequeña escalera situada en la entrada del edificio o comercio es la plataforma salvaescaleras, para la que no son necesarias la realización de obras o reformas al instalarse encima de la propia escalera y que permite disponer de prácticamente todo el paso libre de la misma al tratarse de un sistema plegable.  


Ascensores minusválidos normativa, Consigue Hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas de tu zona y ahorra comparando


Pide Tus Presupuestos GRATIS

12 abril, 2019