Las Casas adaptadas para discapacitados son aquellas en las que se han eliminado todas las posibles barreras arquitectónicas para que sus habitantes dispongan de la máxima autonomía y confort.

Casas adaptadas para discapacitados

Casas adaptadas para discapacitados

Aun así, en la gran mayoría de viviendas adaptadas existentes se han llevado a cabo los trabajos necesarios para ello de un modo particular, en función de las necesidades del usuario.

Desafortunadamente hasta hace pocos años no se aplicaba normativa alguna en materia de accesibilidad a la hora de construir viviendas accesibles.

Este aspecto ha variado con el paso de los años, hoy en día es prácticamente impensable la construcción de un edificio de obra nueva sin la instalación de un ascensor con unas dimensiones suficientes para una silla de ruedas. Incluso en los edificios existentes que disponen de barreras arquitectónicas se ha regulado para que se deban realizar los ajustes razonables necesarios en materia de accesibilidad.

Pero, ¿qué sucede en el interior de las viviendas?, que requisitos son fundamentales para personas con problemas de movilidad o que se desplazan en silla de ruedas.

 

¿Cómo podemos adaptar nuestra casa para un discapacitado?

Las casas adaptadas para discapacitados tienen que tener en cuenta una serie de puntos indispensables para favorecer la máxima comodidad y autonomía.

Aspectos como el paso libre de las puertas, tanto de entrada como de las diferentes estancias, el tipo y sentido de apertura de las mismas puede marcar la diferencia entre que una persona en silla de ruedas pueda acceder a cualquier estancia sin dificultad o no.

En este mismo aspecto, los pasillos y zonas de distribución de las estancias deben estar configurados de tal manera que una silla de ruedas pueda girar y acceder sin dificultad.

En caso de personas mayores que tengan dificultades para caminar, es una buena idea disponer de pasamanos a una altura adecuada para ellos.

Además, es imprescindible entender que las personas en silla de ruedas tienen una altura de alcance limitada, por lo que elementos como enchufes, mesas, encimeras o lavamanos tienen que estar dentro de dicho alcance.

Por otra parte, no solo es necesario que la silla de ruedas pueda acceder a la estancia, si no que también tiene que poder maniobrar en ella aprovechando al máximo su superficie, evidentemente todo ello tiene que estar libre de obstáculos o elementos deslizantes.

Un punto especialmente sensible es el baño, aspectos como poder acceder de manera frontal al lavabo o lateralmente a la ducha son básicos para facilitar su utilización, además el lavabo no puede contar con pedestal y a su vez, como el resto de mobiliario de la vivienda, debe estar a una altura de uso adecuada. La utilización de las barras o asideros en la ducha o en el baño son en muchas ocasiones recomendables y en otras directamente imprescindibles.

Que el suelo de la vivienda sea antideslizante tanto para personas con dificultades a la hora de caminar como para personas que requieren de una silla de ruedas es algo a tener tambien muy en cuenta.

 

Requisitos de una vivienda accesible

En el punto anterior hemos visto una pincelada de los puntos más importantes para adaptar el interior de nuestra casa, pero también es necesario tener en cuenta las posibles barreras arquitectónicas existentes para poder entrar o salir de la misma.

En este aspecto, evidentemente lo ideal sería una vivienda situada en planta baja, con accesos amplios y con desnivel cero.

Como esto no es siempre posible, tenemos que tener en cuenta otras opciones, como viviendas equipadas con ascensores adaptados, siempre que el mismo también llegue a la cota cero o rampas de acceso hasta el vestíbulo del ascensor o entrada, ojo, no vale cualquier tipo de rampa, también deben cumplir con una serie de parámetros para que estas sean realmente una ayuda, por último también existen una serie de ayudas técnicas especialmente adaptadas para personas que se desplazan en silla de ruedas, como puede ser la instalación de plataformas salvaescaleras o elevadores verticales.

 

Ventajas de las casas adaptadas para sillas de ruedas

Disponer de una casa adaptada para silla de ruedas o pensada para resolver esta cuestión, si en un futuro próximo fuera necesario es algo que cada vez más personas tienen en cuenta a la hora de acometer reformas en su vivienda. Tener esta previsión no solamente ahorra costes con respecto a tener que sustituir un gran numero de elementos o de realizar grandes obras de rehabilitación de una sola vez, si no que además supone una gran ayuda y una mayor comodidad cuando debido al paso de los años podemos ir padeciendo deficiencias motoras y donde una casa adaptada para una silla de ruedas nos puede ser de gran utilidad en nuestro día a día.

De esta manera, es posible disponer de una serie de ayudas técnicas entre las cuales se encuentran los elevadores para sillas de ruedas, los cuales pueden adaptarse a un gran numero de ubicaciones y que suelen ser la solución más adecuada cuando no se ha previsto la adaptación de la vivienda.

 

Instalar una plataforma salvaescaleras

Instalar una plataforma salvaescaleras es una de las posibles opciones, tanto los modelos verticales como los modelos que se instalan encima de la propia escalera o rampa son soluciones totalmente adaptadas que permiten salvar escaleras sin dificultad.

Además, en muchas ocasiones, el precio de las plataformas salvaescaleras puede ser inferior al de acometer grandes obras de reformas, por lo que es conveniente realizar un estudio previo para valorar las distintas posibilidades disponibles.

 

Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas en Plataformas Salvaescaleras

 

16 septiembre, 2019