Contrato mantenimiento ascensores, ¿Qué debe incluir este contrato?, ¿Qué tipos existen?, ¿Dónde debemos tener cuidado?

Contrato Mantenimiento ascensores

La contratación de un buen servicio de mantenimiento para tu comunidad, local comercial o vivienda unifamiliar es una cuestión muy importante al verse comprometida la seguridad y el correcto estado de conservación del aparato elevador.

Un servicio de mantenimiento integral que aporte confianza y calidad, junto con un precio justo son las bases para un buen mantenimiento.

Sin embargo, es importante que consideres otros factores que en muchas ocasiones no se tienen en cuenta y que pueden ser muy importantes.

Las coberturas del servicio de mantenimiento, la duración del contrato, la periodicidad de las visitas o las clausulas particulares de cada contrato, son solo algunos de los elementos que debemos prestar atención a la hora de firmar o prorrogar un contrato de mantenimiento de ascensor.

 

¿Qué debe Incluir el Contrato de Mantenimiento de Ascensores?

A la hora de suscribir un servicio de mantenimiento para un ascensor, es imprescindible que la empresa con la que lo hagas esté debidamente registrada en industria como empresa autorizada para la conservación de aparatos elevadores, este requisito es indispensable para que una empresa pueda ejercer la actividad y asegura que la misma cumpla con unas exigencias mínimas.

El contrato de mantenimiento debe dejar muy claro los servicios y coberturas que incluye, es importante indicar que existen unos servicios mínimos obligatorios por ley, a partir de los cuales es posible ampliar con diferentes coberturas, por lo que todos y cada uno de ellos debería estar especificado correctamente para no tener sorpresas.

Es por ello, que, entre las demás coberturas, el contrato debe indicar que pasa en caso de avería o en caso de que fuera necesario sustituir alguna pieza.

Los contratos de mantenimiento también deben incluir, como elementos principales, el precio, el cual se debe indicar de manera clara, si es mensual, trimestral o anual.

La duración del contrato, que suele ser, o cada año, cada dos, tres o incluso cinco años.

La manera como se prorroga el contrato, si es de manera automática, sin necesidad de aviso, o por el contrario es necesario volver a reafirmarlo.

También es necesario que quede bien claro en qué casos es posible rescindir el contrato y si existe alguna clausula como, penalizaciones en caso de rescisión del contrato antes de tiempo, cláusulas de preaviso, etc.

 

Tipos de mantenimiento de ascensores

Para hacer un símil más entendible, los contratos de mantenimiento de un ascensor guardan muchas semejanzas con los seguros de los vehículos, de la misma manera que en los seguros, en los ascensores existen mantenimientos básicos u obligatorio, ampliado o semi riesgo, con algunas coberturas extras, y el más completo que sería el equivalente a un todo riesgo o todo incluido.

Aunque cada empresa los llama de una manera diferente, básicamente podríamos decir que existen tres tipos.

Contrato mantenimiento ascensores, básico u obligatorio

Este contrato incluye, en la mayoría de casos, únicamente los servicios mínimos obligatorios, que son:

  • Comprobación técnica inicial
  • Reparación urgente de averías
  • Mantenimiento obligatorio según plazos mínimos.
  • Atención telefónica las 24 horas y 365 días del año.
  • Rescate inmediato de personas, también las 24 horas y todos los días del año.
  • Acompañamiento de un técnico de la empresa a las inspecciones de industria al ascensor.

 

Contrato mantenimiento ascensores, Semi riesgo o ampliado

Por otra parte, existen contratos de mantenimiento que incluyen algunas coberturas más como pueden ser:

  • Asistencia de averías las 24 horas todos los días del año.
  • Mano de obra incluida en las reparaciones y rescates.
  • Algunas piezas concretas, que suelen ser elementos de desgaste. (Es importante que el contrato especifique cuales son estas piezas).

 

Contrato mantenimiento ascensores, Todo riesgo o todo incluido

Este sería el tipo de mantenimiento más completo e incluiría, además de las coberturas de los anteriores tipos de contrato, el material y la mano de obra de todos los elementos del ascensor. Normalmente no quedan cubiertos la sustitución de piezas por actos vandálicos u otras situaciones puntuales, las cuales deben quedar reflejadas en el contrato.

 

¿Dónde debemos tener cuidado?

Los puntos principales donde debemos tener cuidado son:

  • El Ascensor siempre tiene que tener un contrato de conservación vigente mientras este esté en uso.
  • En caso de edificios de nueva construcción es importante tener en cuenta que no hay obligación de asumir un contrato de mantenimiento firmado previamente por el promotor.
  • Es importante que la duración del contrato sea la menor posible, uno o dos años, y en caso de periodos más largos obtener a cambio ventajas reales.
  • Cuidado con las penalizaciones existentes en numerosos contratos de mantenimiento en caso de baja del servicio.
  • Las posibles prorrogas automáticas también deben considerarse, ya que estas pueden llevar consigo aumentos de precios o duraciones como las del contrato inicial.
  • Cláusulas de preaviso, como hemos comentado, algunas empresas obligan a avisar de la baja del servicio de conservación con una cierta anterioridad, por lo que es importante tenerlo en cuenta.
  • Conservar una copia del contrato de mantenimiento actualizada, son muchas las ocasiones que el usuario no tiene constancia de las coberturas del contrato, de cuando vence o de si existe alguna clausula, para ello es fundamental conservar una copia del contrato de mantenimiento del elevador.

 

¿Quieres Solicitar de manera Online, hasta tres presupuestos de mantenimiento de Ascensores y ahorrar hasta un 50 %?

 

Pide tus Presupuestos GRATIS

3 enero, 2017