Donde ubicar el motor y el cuadro de maniobra de un ascensor

Ubicar el motor y el cuadro de maniobra de un ascensor suele ser una de las dificultades que pueden presentarse a la hora de llevar a cabo la instalación de un elevador.

Donde ubicar el motor y el cuadro de maniobra de un ascensor

Donde ubicar el motor y el cuadro de maniobra de un ascensor

Sin duda uno de los principales problemas que conlleva instalar un ascensor es la falta de espacio disponible, sobre todo si se trata de edificios o viviendas unifamiliares donde no se tuvo la previsión de construir un hueco totalmente preparado con objetivo de ser utilizado en un futuro como espacio reservado para el ascensor.

Además de encontrar un espacio para el ascensor, también tenemos que ubicar el motor y el cuadro de maniobra de un ascensor, lo que técnicamente se llama cuarto de máquinas, teniendo básicamente dos opciones, o en la parte superior del hueco o buscando un espacio adyacente al hueco del ascensor y que no se encuentre muy alejado del mismo. En este sentido tenemos que estas opciones pueden variar en función del sistema de funcionamiento del ascensor, donde los ascensores electromecánicos son menos flexibles a la hora de las opciones para ubicar el motor y cuadro de maniobras que en el caso de los ascensores hidráulicos, donde tenemos más posibilidades.

 

Cuarto de máquinas en Ascensores eléctricos e hidráulicos

En este sentido tenemos que en los primeros, los ascensores electromecánicos, solo tenemos la opción de construir el cuarto de máquinas o en la parte superior o inferior del hueco, siendo normalmente la primera la más utilizada, instalar este tipo de sistema obligaba en un gran número de casos a tener que contar con un espacio suficiente encima del hueco, lo que en la gran mayoría de casos significa que la altura de la última planta sea insuficiente, teniendo que romper el forjado para construir el cuarto de máquinas, en el caso de edificios o viviendas ya construidos, o a sobre elevar o tener esta previsión en caso de tratarse de una obra de nueva construcción.

En el caso de los ascensores hidráulicos se disponen de una serie de ventajas en cuanto a ubicar el motor y el cuadro de maniobra del ascensor se refiere, con este sistema es posible descentralizar el cuarto de máquinas pudiéndolo construir no solamente en cualquier de las plantas disponibles, sino que además, el mismo puede estar unos metros separados del hueco.

Por otra parte, en este sistema también se permite sustituir el cuarto de máquinas típico de obra con unas dimensiones considerables, por un armario metálico que optimiza en gran medida el espacio con un gran número de posibilidades de ubicación, existiendo modelos que apenas tienen 0,8 m., de ancho x 0,4 m., de fondo y unos 2 metros de altura, cuando permanecen con las puertas cerradas.

Además, en el ámbito particular las dimensiones de los motores y cuadros de maniobra se reducen drásticamente, siendo el sistema hidráulico es el más utilizado actualmente, ya que supone una mejor relación calidad precio en este tipo de ascensores, siendo la escogida por aproximadamente un 90 % de las instalaciones actuales en este tipo de viviendas. Si te interesa te proponemos que visites nuestro artículo, precios de ascensores para casas donde podrás ver los tipos, ventajas y las variables que afectan al coste de elevadores para viviendas particulares.

 

Ascensores sin necesidad de cuarto de máquinas

Sin embargo, cada vez son más habituales instalar ascensores de nueva generación también conocidos como ascensores sin cuarto de máquinas, los cuales tienen la posibilidad de ubicar el motor y el cuadro de maniobras del ascensor en el propio hueco del ascensor, pasando a tener una gran demanda actualmente en el caso de edificios de viviendas u otras ubicaciones donde se requiere poder atender a un tráfico medio alto.

Sin duda el avance tecnológico, que ha permitido reducir considerablemente el tamaño tanto de los motores como de los cuadros, permiten instalar el motor dentro del hueco, justo encima del sistema de guiado y el cuadro en uno de los marcos de la puerta del último piso, utilizando un mínimo espacio y permitiendo además el acceso para tareas de control y mantenimiento.

Por otra parte, lejos quedaron algunos componentes eléctricos que hacían mucho ruido y que difícilmente podrían haberse instalado junto a la puerta de la última planta, elementos como contactores de última generación, que apenas realizan ruido alguno, unido a motores con una muy baja necesidad de mantenimiento, son sin duda el gran secreto de los ascensores sin cuarto de máquinas.

 

¿Quieres obtener hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas cerca de ti, especializadas en todo tipo de Ascensores?