Los Elevadores para piscinas son una de las principales soluciones para proveer de accesibilidad a este tipo de equipamiento, a personas con problemas de movilidad.

Elevadores para PiscinasCon la llegada del buen tiempo son cada vez más las personas que disfrutan de un baño refrescante en la piscina, sin embargo, este tipo de instalaciones suelen tener un acceso problemático para personas con movilidad reducida.

Para garantizar el acceso a todo tipo de personas en igualdad de condiciones existen diferentes soluciones hoy en día, una de ellas podría ser la construcción de una rampa, la cual tiene que tener una serie de características como un ancho mínimo suficiente para que las personas con problemas de movilidad, incluidos la personas que requieren de una silla de ruedas, puedan desplazarse por la misma sin dificultad, una pendiente no muy pronunciada de entre un 6 y un 10%, la instalación de un pasamanos o que el pavimento este construido con elementos antideslizantes que eviten deslizamientos indeseados, entre otras.

Además de las rampas, también es posible la instalación de un elevador para piscinas, de los que hoy en día existen diferentes modelos.

Por una parte tenemos elevadores para piscinas móviles y por otra aquellos instalados de forma fija, además e independientemente del sistema de funcionamiento, existen los que funcionan con baterías o con una toma de corriente y los que aprovechan la energía transmitida por la propia presión del agua de la red, es decir, los elevadores para piscinas hidráulicos.

 

Piscina comunitaria

Referente a la mejora en la accesibilidad de las piscinas comunitarias, tenemos que indicar que desde diciembre del 2017 existe una normativa que obliga a todas las comunidades a realizar las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad para el uso de los elementos comunes.

En este sentido, este derecho según indica la Ley de Propiedad Horizontal, puede solicitarlo cualquier persona propietaria de una vivienda siempre y cuando en ella vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas mayores de 70 años o personas con discapacidad.

En este sentido, la solución adoptada en piscinas comunitarias, suele ser la instalación de un elevador para piscinas, ya que la construcción de rampas suele comportar una mayor inversión, debido a las obras y reformas de envergadura que normalmente deberían acometerse si la piscina no se construyó teniendo en cuenta este equipamiento.

De esta manera normalmente, tanto los elevadores para piscinas fijos como los portátiles suelen ser los que principalmente mayor instalaciones acumulan en este tipo de equipamiento comunitario debido a su mayor versatilidad y a un coste más reducido.

 

Piscina pública

En cuanto a las piscinas públicas, son cada vez más las que ya se han construido teniendo en cuenta un espacio destinado para una rampa adecuada con el objetivo de facilitar el acceso a todo tipo de usuarios.

Por otra parte, y de la misma manera que en las piscinas comuntarias, aquellas que ya estaban construidas disponen de elevadores en su versión fija o móvil para garantizar la accesibilidad universal de personas con cualquier tipo de problema de movilidad.

 

Precio de los elevadores para Piscinas

Elevadores para PiscinasEl precio de los elevadores para piscinas suele ser uno de los principales puntos que se tiene en consideración a la hora de decidirse por una u otra opción.

Como hemos visto, existen principalmente dos tipos de elevadores, por una parte los sistemas fijos y por otra los móviles.

Los elevadores fijos se fabrican en acero inoxidable principalmente, aunque también existen algunos que se fabrican en otros materiales con la resistencia adecuada a los componentes químicos del agua de las piscinas.

Este equipamiento consta normalmente de una silla la cual se desplaza con la ayuda de un mástil o guía, realizando un giro de hasta 150º y alcanzando un recorrido de entre 1 metro y 1 metro veinte para facilitar la entrada o salida del usuario de manera cómoda y segura.

Aunque se trata de un sistema que requiere de una cierta instalación, esta es realmente rápida y sencilla, en cuanto a su funcionamiento, este tipo de elevadores son principalmente hidráulicos y aprovechan la misma presión del agua, por lo que solo es necesario conectarlo a la red común, siempre y cuando esta disponga de un presión comprendida entre 3,5 y 5 bar.

La otra solución disponible son los elevadores móviles para piscinas, los cuales normalmente funcionan con baterías recargables y de los que existe un amplio catálogo de modelos, siendo el tipo grúa una de los más utilizados.

En ambos casos, el precio de un elevador de piscina puede variar en función del tipo y de la empresa distribuidora principalmente, situándose en la mayoría de casos entre unos 3500 € y unos 5500 €, aproximadamente, lo que suele ser normalmente inferior a la opción de habilitar una rampa.

 

Solicita hasta tres presupuestos de diferentes empresas especializadas en Elevadores para Piscinas GRATIS

 

 

15 junio, 2018