Los principales modelos de salvaescaleras existentes son las Sillas Salvaescaleras, las Plataformas Subeescaleras y los Salvaescaleras Verticales o también llamados elevadores verticales de corto recorrido.

Pero, ¿qué características tiene cada uno de ellos?, ¿para que tipo de usuarios son más adecuados?

 

Sillas salvaescaleras

Las sillas son uno de los modelos de salvaescaleras más utilizado, sobretodo en el ámbito doméstico, este tipo de elevador se instala de forma fija en la escalera, y se desplaza con la ayuda de un rail o railes, los cuales siguen el recorrido y forma de la escalera guiando a la silla.

Modelos de Salvaescaleras

Sillas Salvaescaleras

Los principales tipo de usuarios a los que va dirigido son todas aquellas personas, que aunque puedan caminar, subir y bajar escaleras les suponga una dificultad debido a algún tipo de movilidad reducida, como podría ser el caso de algunas personas de edad avanzada o con algún tipo de discapacidad.

La principal característica de este modelo de salvaescaleras es su adaptabilidad, ya que es difícil encontrar una escalera donde no pueda ser instalado.

Tanto si se trata de recorridos cortos de unos pocos escalones con un solo tramo de escalera, como si se trata de salvar varias plantas de altura provistas de diferentes tramos unidos por descansillos con giros, escalones compensados o directamente escaleras de caracol, existe una silla que se adapta perfectamente a la mayoría de tipos de escalera.

Su instalación sin necesidad de obras ni reformas previas, lo cual repercute en un menor coste que otro tipo de soluciones, y que únicamente tiene como requisitos necesarios disponer un ancho mínimo de escalera de entre unos 70 y 75 cm., un espacio de unos 70 cm., en la parte inferior del recorrido de la silla para que la misma queda nivelada permitiendo el acceso y una toma de corriente o enchufe en uno de los dos extremos del elevador, hacen de este tipo de salvaescaleras uno de los más instalados actualmente.

 

Plataformas salvaescaleras

Si buscamos modelos de salvaescaleras que permitan proveer de accesibilidad a cualquier tipo de espacio, bien se trate de público o privado, sin duda las plataformas son las más destacadas.

Modelos de Salvaescaleras

Plataforma Salvaescaleras

De igual manera que las sillas, se instalan de forma fija en la escalera con un sistema de guiado muy similar, a diferencia de las sillas, mientras estas poseen un asiento para mayor comodidad del usuario, las plataformas subeescaleras tienen una base especialmente adaptada para el acceso de personas que se desplazan en silla de ruedas.

Aunque las plataformas tienen una mayor envergadura, pueden ser instaladas tanto en escaleras simples de un único tramo como escaleras más complejas, con varios tramos con descansillos, curvas, etc.

La principal característica de los modelos de salvaescaleras con plataforma es que permiten cumplir con las normativas de accesibilidad sin tener que realizar obras u otros trabajos complementarios, por lo que en la mayoría de casos estamos ante una solución más económica que la realización de grandes obras de reforma para adaptar los accesos con un impacto mínimo en la escalera a salvar.

Como requisitos para su instalación tenemos que es necesario que la escalera tenga un mínimo de entre 1,1 y 1,2 cm., en función del modelo y tipo de escalera, así como un espacio suficiente en la parte inferior y superior, que permita a un usuario que utilice silla de ruedas tanto el acceso a la misma como la correcta realización de maniobras, también será necesario la instalación de una toma de corriente en uno de los extremos del elevador.

 

Salvaescaleras verticales

Podríamos decir que este tipo de salvaescaleras es un hibrido entre un ascensor o elevador y una plataforma salvaescaleras.

Modelos de Salvaescaleras

Salvaescaleras Vertical

Se caracteriza por tener un desplazamiento vertical, como su nombre indica, y unas protecciones a media altura que se complementan con una puerta en la “semicabina” o, en su defecto, con unos brazos articulados de seguridad.

A  diferencia de los otros modelos de salvaescaleras, los verticales requieren de un espacio específico donde ser instalados.

Las principales características de los subeescaleras verticales son su gran versatilidad y la comodidad de utilización.

Además de requerir para su instalación de un lugar habilitado para ello, también es necesario que dispongan de suficiente espacio en el embarque y desembarque para que una silla de ruedas pueda maniobrar sin dificultad, en aquellos casos en que se requiera este elevador para resolver la accesibilidad.

Una limitación importante de los modelos de salvaescaleras verticales es que tienen un recorrido máximo de tres metros, por lo que son principalmente utilizados para salvar pequeños desniveles, como en el caso de las escaleras de acceso a algunas comunidades de vecinos o locales comerciales, o como máximo, para salvar la altura de una planta, siempre y cuando no exceda su límite de recorrido.

 

¿Quieres obtener de forma Gratuita hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas en todos los modelos de Salvaescaleras tu zona?

 

26 febrero, 2018