El montacargas hidráulico para personas supone una alternativa a los ascensores convencionales, sobre todo en viviendas particulares, con un menor coste tanto de instalación como de conservación.

Montacargas Hidráulico para Personas

Montacargas Hidráulico para Personas

Montacargas hidráulicos aptos para personas hay principalmente de dos tipos, los que podemos encontrar en los centros comerciales, algunos edificios de viviendas, hospitales, etc., que son principalmente ascensores con unas dimensiones mayores y adaptados para transportar también carga u objetos, y los montacargas hidráulicos para uso doméstico o particular, los cuales se instalan principalmente en viviendas unifamiliares y proveen de mayor comodidad y seguridad a la hora de salvar las distintas plantas de altura del hogar.

En esta ocasión, nos centraremos en el segundo tipo los cuales técnicamente se denominan ascensores de velocidad reducida, aunque se les conoce principalmente como montacargas para personas, Ascensores Unifamiliares o Elevadores domésticos.

 

¿Cuántas personas soporta un montacargas hidráulico?

Los montacargas hidráulicos aptos para personas que se instalan en viviendas particulares tienen la peculiaridad que se fabrican en su mayoría totalmente a medida. De esta forma es posible adaptarse y aprovechar al máximo los espacios disponibles en la vivienda, sobre todo en aquellos casos donde no se ha previsto la construcción de un hueco.

La capacidad mínima de este elevador, es la equivalente para transportar a una sola persona, lo que se podría conseguir con un hueco libre de apenas unos 70 cm2.

Por otra parte, una de las principales funciones de este tipo de elevador es la de proveer de accesibilidad la vivienda, permitiendo tener dimensiones suficientes para transportar una persona en silla de ruedas sin problemas, lo que, en configuraciones normales, sería una cabina de dimensiones útiles de 1 metro de ancho por 1,2 metro de fondo.

En cuanto a capacidad máxima de carga, tenemos que este tipo de elevadores puede transportar en sus versiones estándares unos 300 Kg., lo que equivaldría aproximadamente a 4 personas, aunque algunos modelos se pueden sobredimensionar alcanzando los 400 Kg. de carga útil sin problemas.

Si hablamos de dimensiones de cabina máxima, tendríamos el estándar utilizado para transportar a una persona en silla de ruedas más un acompañante, el cual tiene unas dimensiones estándares de 1,1 m de ancho por 1,4 metros de fondo.

 

Ventajas de los montacargas hidráulicos

Es importante mencionar que, además del sistema hidráulico, también existen otros sistemas de funcionamiento para este tipo de elevadores, como son los sistemas eléctricos o electromecánicos y los neumáticos.

El funcionamiento de los montacargas hidráulicos para personas destaca entre otras particularidades por su gran sencillez, para elevar la cabina se inyecta un fluido hidráulico a un pistón con la ayuda de una central hidráulica (Motor + Bomba), el pistón mediante la presión acumulada empuja hacia arriba la cabina, este empuje se puede realizar directamente o indirectamente con la ayuda de poleas y cables.

Para bajar, simplemente se activa una válvula electromecánica que se abre, dejando pasar el fluido de manera controlada, lo que hace descender la cabina sin tener que accionar el motor.

Esta sencillez en este sistema, aporta un menor coste económico, un número menor de averías y un mantenimiento más sencillo que el de otros elevadores.

Además, los montacargas hidráulicos para personas tienen un consumo reducido de entre 2000 y 2400 w en función del modelo, accionando el motor solamente en el momento de la subida, lo que sin duda se nota en el consumo medio.

Por otra parte, permite la ubicación del motor y del cuadro de maniobra fuera del hueco del ascensor, en cualquiera de los pisos, lo que permite tener una altura menor en la última planta, así como escoger la mejor ubicación para el cuarto de máquinas.

Esta serie de ventajas, junto a que el montacargas hidráulico para personas aprovecha muy bien el espacio disponible adaptándose a prácticamente cualquier ubicación, hace que, a día de hoy, en este tipo de elevadores para uso doméstico, sea la opción más instalada, con diferencia.

 

Mantenimiento

Como hemos visto en el punto anterior el montacargas hidráulico para personas tienen un mantenimiento más sencillo junto a un coste de conservación menor.

Aun así y desde la modificación de la normativa de aparatos elevadores, es obligatorio que el titular del elevador tenga un contrato de mantenimiento en vigor.

Eso sí, a diferencia de otros ascensores en los que el mantenimiento se realiza mensualmente, los de velocidad reducida tienen una periodicidad en las visitas necesarias de cómo mínimo cada cuatro meses, lo que evidentemente también afecta a un menor coste en este servicio.

 

¿Quieres recibir hasta 3 Presupuestos de Montacargas para personas de diferentes empresas de tu Zona?

 

23 mayo, 2017