Una plataforma elevadora vertical es sin duda una de las principales soluciones para personas en silla de ruedas o con movilidad reducida a la hora de salvar pequeños desniveles.

A día de hoy son muchas las mejoras en accesibilidad que podemos encontrarnos en el día a día, incluso una vez vencido el plazo para que los edificios de viviendas existentes tengan que realizar los ajustes razonables en accesibilidad para garantizar a las personas con discapacidad hacer uso de los elementos comunes en  las mismas condiciones que el resto de los vecinos, son muchas las entradas a comunidades de vecinos donde todavía existen unos cuantos escalones en la entrada que dificultan el acceso a personas con algún tipo de movilidad reducida y por tanto no cumplen con dicha obligación.

De entre estos posibles ajustes de accesibilidad, destacan la construcción de rampas o elementos para mejorar la movilidad de las personas y la instalación de tanto salvaescaleras como plataformas elevadoras verticales.

 

Las Plataformas elevadoras verticales

Las plataformas elevadores verticales permiten salvar de manera cómoda y segura desde el desnivel producido por dos o tres escalones hasta un máximo de tres metros de altura.

De esta manera, este tipo de elevadores no solo representa una solución de accesibilidad para edificios residenciales, sino que además, es una de las opciones más escogidas para locales comerciales o viviendas unifamiliares donde la altura a salvar no sea muy elevada.

Junto a este tipo de elevador también encontramos las plataformas sube escaleras que aunque guardan una cierta semejanza estética, se trata de sistemas totalmente diferentes, mientras que como su propio nombre indica, la plataforma elevadora vertical se desplaza en vertical y requiere de un espacio propio habilitado para su instalación, las plataformas salvaescaleras lo hacen siguiendo el recorrido y forma de la escalera con la ayuda de unas guías o railes, los cuales se instalan directamente sobre la propia escalera ocupando un pequeño espacio de la misma.

 

Qué son

Plataforma Elevadora Vertical

Plataforma Elevadora Vertical

Las plataformas elevadoras con desplazamiento vertical se caracterizan por su cabina abierta o semicabina, es decir, disponen de una base con protecciones con una altura aproximada de un metro. Por otra parte, también hay modelos que disponen de brazos abatibles a modo de protección, estos modelos son más habituales cuando se trata de pequeñas alturas, normalmente menores de 1,5 metros.

La principal función de la plataforma elevadora vertical es proveer de accesibilidad tanto a personas que se desplazan en silla de ruedas como a personas que, aunque puedan caminar, les suponga una dificultad subir y bajar escaleras debido a una edad avanzada o a cualquier otro tipo de problema que afecte a su movilidad.

En el caso de que este elevador se utilice para proveer de accesibilidad es necesario, además de que la cabina disponga de las medidas mínimas para una silla de ruedas, que tanto la zona de la entrada a la plataforma como la de salida dispongan también del suficiente espacio para que el usuario en silla de ruedass pueda maniobrar y entrar o salir del elevador sin dificultad.

También es importante indicar que este tipo de elevadores destaca por su polivalencia, ya que puede ser utilizado para otros usos como transportar el cochecito del bebé, la compra, etc. Siendo posible adaptar un asiento abatible en el interior de la misma para mayor comodidad de utilización a los usuarios que lo requieran.

En cuanto a sus características indicar que; existen un gran número de medidas estándares disponibles y que además es posible su fabricación totalmente a medida para una mayor adaptación, por otra parte la plataforma elevadora vertical tiene un bajo consumo energético de entre 1 y 2,2 Kw., en función del modelo y existen modelos fabricados con materiales y elementos específicos para su instalación en la intemperie.

 

Cómo funcionan

Una plataforma elevadora vertical tiene un funcionamiento muy similar al de los ascensores con el añadido que tanto pulsadores como elementos están totalmente adaptados para proporcionar la máxima autonomía posible a todo tipo de usuarios.

De esta manera, tan solo es necesario mantener presionado el pulsador de subida o bajada correspondiente para que la plataforma elevadora vertical se desplace deteniéndose automáticamente una vez terminado su recorrido.

Este sistema de pulsación permanente garantiza la seguridad durante el trayecto del elevador, ya que en caso de dejar de presionar el pulsador, la plataforma se detendría automáticamente.

Además este tipo de elevador vertical dispone de un pulsador de paro automático y de un llavín de activación o desactivación para un mayor control en la utilización del mismo. Como elementos de seguridad y además de la puerta o brazo abatible, en función del modelo, destacan los detectores o fuelle anti atrapamiento instalados debajo de la plataforma.

 

Recibe hasta 3 Presupestos GRATIS de diferentes empresas especializadas en Plataformas Elevadoras de tu zona

 

Pide Tus Presupuestos GRATIS

1 abril, 2019