Las plataformas adaptadas suponen una de las principales formas de proporcionar accesibilidad tanto a personas que se desplazan en silla de ruedas, como a aquellos usuarios que aunque puedan caminar, subir y bajar escaleras les suponga una dificultad o incluso les pueda resultar peligroso.

Plataformas Adaptadas

Plataforma Salvaescaleras y Salvaescaleras Vertical

Aunque a día de hoy se ha avanzado mucho en cuanto a accesibilidad se refiere, todavía son muchos los accesos a edificios residenciales, comercios e incluso edificios públicos que no disponen de los medios necesarios para que cualquier persona pueda acceder de manera autónoma en igualdad de condiciones.

En este aspecto, existen varias alternativas en función del tipo de escalera a salvar y de su ubicación, pero sin lugar a dudas una de las principales soluciones aptas tanto para personas que se desplazan en silla de ruedas como para aquellas que tienen problemas de movilidad reducida, son las plataformas adaptadas.

 

¿Qué es una plataforma adaptada?

Al referirnos a plataforma adaptada lo hacemos de aquellos sistemas salvaescaleras que permiten su utilización a todo tipo de usuarios y que están especialmente adaptados para permitir el acceso a personas en silla de ruedas.

De esta manera, los principales modelos de plataformas adaptadas son por una parte las plataformas salvaescaleras y por otra los salvaescaleras verticales o también denominados elevadores de verticales de corto recorrido.

Las plataformas salvaescaleras se caracterizan por instalarse encima de la propia escalera o rampa a salvar, se componen, por una parte, de un sistema de uno o dos railes que siguen el recorrido y forma de la escalera y que son los encargados de guiar a la plataforma por la misma, y la base o plataforma, la cual está provista de unas pequeñas rampas abatibles para facilitar la entrada y salida de personas que se desplazan en silla de ruedas, además una vez terminada su utilización tienen una característica especial, y es que es posible plegarlas sobre el sistema de guiado para que la misma ocupe lo mínimo posible y no afecte a la utilización normal de la escalera.

Por otra parte, los salvaescaleras verticales, como su propio nombre indica, se desplazan de manera vertical, por lo que a diferencia de las plataformas salvaescaleras, necesitan de un espacio o hueco especialmente habilitado para instalación.

Este tipo de plataformas adaptadas destaca por tener un funcionamiento muy sencillo e intuitivo apto para todo tipo de usuarios, además de una gran comodidad y confort a la hora de su utilización.

En cuanto a su estética y aunque comparten la manera en que se desplazan con otros elevadores como los ascensores, los salvaescaleras verticales están provistos de media cabina o cabina semiabierta, la cual tiene una altura aproximada de un metro y que incluye una puerta o unos brazos articulados de seguridad, según el modelo.

 

Plataformas para personas con movilidad reducida

Las plataformas adaptadas son válidas tanto para su utilización por personas que requieren de una silla de ruedas para desplazarse, como para aquellas que aunque pueden caminar, subir y bajar escaleras les suponga una dificultad o incluso les pueda resultar peligroso.

 

¿Qué ventajas tienen?

Las plataformas adaptadas para personas con movilidad reducida tienen una serie de ventajas que les hace ser una de las principales opciones a la hora de mejorar la movilidad o de proveer de accesibilidad a prácticamente cualquier tipo de escalera o desnivel, entre estas ventajas, destacan la mayor autonomía que proporcionan a todo tipo de usuarios con problemas de movilidad, además este tipo de sistema elevador son fiables y robustos y están fabricados con elementos de gran durabilidad y bajo mantenimiento, destacando las diferentes medidas de seguridad incorporadas como sensores anti atrapamiento, rampas abatibles, detectores de obstáculos, limitador de velocidad,.. etc.

La gran adaptabilidad también es una de las ventajas que tienen este tipo de plataformas, y es que es raro encontrar una escalera donde no sea posible la instalación de uno u otro sistema o de incluso las dos posibilidades.

En cuanto a su instalación y como una de las ventajas principales no solamente tenemos su gran adaptación sino también a la baja o nula necesidad de obras o reformas para su instalación, lo que también afecta directamente a otra ventaja más que es su precio final, menor que el de otros elevadores o la realización de grandes obras de acondicionamiento.

 

¿Quieres obtener de forma Gratuita hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas en la instalación de Plataformas Adaptadas de tu zona?

 

26 marzo, 2018