Plataformas elevadoras domesticas

Las plataformas Elevadoras domésticas suponen una de las principales opciones para proporcionar accesibilidad a personas en silla de ruedas o con algún problema de movilidad reducida en viviendas particulares.

Plataformas elevadoras domesticas

Plataformas elevadoras domesticas

¿Qué son las plataformas elevadoras domésticas?

Cuando hablamos de plataformas elevadoras domésticas lo hacemos de elevadores que disponen de una base o plataforma adaptada para personas en silla de ruedas, la cual puede ser plegable en el caso de las plataformas salvaescaleras o fijas como en el caso de las plataformas verticales.

  • Plataformas salvaescaleras, son aquellas que se instalan encima de la propia escalera y que siguen la forma y recorrido de la misma con la ayuda de un sistema de guiado, el cual puede fijarse directamente a la escalera o, en caso de ser lo suficientemente resistente, a la pared.
  • Plataformas Verticales, o también conocidos como elevadores verticales, los cuales se caracterizan por tener unas protecciones a media altura y un funcionamiento muy similar al de los ascensores, incluyendo un desplazamiento vertical.

 

¿Para qué se utilizan?

Las plataformas domésticas son una gran ayuda cuando se trata de salvar escaleras o pequeños desniveles en una vivienda particular, tanto si es por el interior de la misma como en el exterior, existiendo modelos aptos para ello en ambos casos.

Este tipo de elevador está especialmente adaptado para personas que requieren de una silla de ruedas para desplazarse, además también es posible su utilización para aquellos usuarios que aunque pueden caminar, subir y bajar escaleras les suponga una dificultad o incluso les puede resultar peligroso.

Las plataformas que se instalan encima de la propia escalera, plataformas salvaescaleras, pueden salvar desde dos o tres escalones hasta la altura de una de planta sin problemas, independientemente de si se trata de una escalera recta o una escalera más compleja, aquellas que tienen cambios de desnivel o curvas, por ejemplo.

En el caso de las plataformas verticales, estás tienen un recorrido o altura vertical limitada a tres metros como máximo,  en este aspecto, es importante indicar que si la altura es superior existen otras soluciones más adecuadas para ser instaladas en viviendas, como son los ascensores domésticos,  los cuales pueden llegar hasta una altura de unos 15 metros, el equivalente a unas cinco plantas.

 

¿Qué necesito para instalarlas en mi domicilio?

Los requisitos para instalar una plataforma salvaescaleras doméstica puede variar en función del tipo, si hablamos del modelo que se instala encima de la propia escalera, tenemos que necesitaremos un ancho de escalera suficiente para que el elevador pueda efectuar su recorrido totalmente desplegado sin problemas, para ello es necesario que el ancho sea como mínimo de entre un metro o metro diez en función del modelo necesario.

Además también será necesario un espacio en la parte inferior y superior de 1,4 o 1,5 m., para que la persona en silla de ruedas pueda maniobrar a la hora de entrar o salir del elevador.

Por último, es importante indicar que este tipo de elevador no requiere de ningún tipo de obra o actuación previa a su instalación, ya que la misma se efectúa de una manera muy sencilla, encima de la propia escalera, siendo únicamente necesaria una toma de corriente para proveer el suministro eléctrico necesario para su funcionamiento.

En cuanto a los elevadores verticales, estos sí que requieren de la habilitación del espacio por donde se instalará el mismo, este espacio solamente podrá ser utilizado por el elevador, no pudiendo utilizarse como zonas de paso o para otros usos, además, también es necesario que si el elevador se destina a una persona en silla de ruedas, tenga una distancia libre en la zona de las puertas con una medida suficiente para que sea posible la entrada del usuario sin dificultad.

Por último, también es necesario la instalación de una toma de corriente, la cual no tiene que tener nada especial debido al bajo consumo de este tipo de elevador.

 

Presupuesto de instalación

Sin duda uno de los puntos más importantes de este tipo de plataformas domésticas es su precio, sobre todo si lo comparamos con el de otras soluciones como la instalación de un ascensor o la realización de grandes reformas para la supresión de desniveles o escaleras existentes en la vivienda.

De manera orientativa, tenemos que una plataforma salvaescaleras tiene un precio que oscila entre unos 5.500 € y unos 10.000 € en su mayoría, siendo aspectos a tener muy en cuenta el recorrido, la existencia o no de curvas o giros, la empresa instaladora, etc, puedes obtener más información acerca de este aspecto en nuestra página acerca de los precios de plataformas salvaescaleras.

En cuanto a los salvaescaleras o elevadores verticales, tenemos que parten normalmente de unos 6 o 7 mil euros, pudiendo alcanzar unos 9 o 10 € mil en la gran mayoría de los casos, siendo variables que afectan directamente el coste de los mismos, el recorrido, las dimensiones, la empresa instaladora u otros elementos como si requieren o no de algún tipo de estructura y cerramiento o de algún tipo de obra auxiliar complementaria.

 

Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas y ahorra hasta un 35% comparando

 

Presupuesto Salvaescaleras GRATIS