Puertas Cortafuego montacargas, hablamos de uno de los elementos principales a la hora de instalar un montacargas en algunos comercios o industrias donde es necesario aislar el hueco del montacargas por motivos de seguridad.

Puertas Cortafuego Montacargas

Puertas Cortafuego Montacargas

Los montacargas son elevadores muy versátiles que tienen como cometido principal transportar objetos salvando distintas plantas de altura.

Podemos encontrar montacargas con dimensiones desde menos de 60 cm2, para transportar pequeños paquetes o incluso platos en restaurantes y hoteles, hasta grandes montacargas con capacidad para objetos de gran volumen, incluido vehículos, de hasta más de 15 m2.

En cuanto a su capacidad de carga, sucede algo similar, hoy en día es posible fabricar montacargas para industrias o comercios con capacidades de carga que pueden variar entre tan solo 50 Kg., hasta más de 10 Tn, en algunos proyectos especiales.

Los sistemas más empleados son el hidráulico, donde uno o varios cilindros ejercen directa o indirectamente la fuerza necesaria para elevar el elevador y su carga, regulando mediante válvulas electromecánicas la bajada, o con sistemas electromecánicos, normalmente contrapesados, donde el movimiento vertical se consigue gracias al accionamiento de un motor eléctrico.

En ambos casos, hablamos siempre de sistemas guiados instalados en un hueco específicamente previsto para ello.

 

¿Cuándo es recomendable instalar puertas cortafuego?

El principal motivo para instalar una puerta cortafuego en un montacargas es el de evitar que en caso de incidencia el fuego se pueda propagar por las distintas plantas de altura aprovechando el hueco del elevador, sirviendo incluso, de barrera para que sea posible una evacuación del edificio de manera segura.

En función del tipo de construcción, puede ser obligatorio la instalación de este tipo de puertas cortafuegos para montacargas si no existe otra barrera anterior contra incendios.

Evidentemente en estos casos, la construcción del cerramiento del montacargas también debe efectuarse con elementos que tengan mayor o como mínimo la misma resistencia al fuego que la puerta, siendo necesario proceder al aislamiento necesario a tal efecto.

 

¿Cómo funcionan?

Las puertas cortafuegos de un montacargas se fabrican principalmente metálicas, para proporcionar el aislamiento adecuado la puerta se compone de dos planchas metálicas exteriores con un interior de material aislante.

Las puertas cortafuegos se someten a ensayos que verifican su resistencia al fuego, al humo o incluso a los gases que podrían resultar nocivos, además, este tipo de puertas se clasifica en función del número de minutos que puede resistir al daño directo de las llamas o del calor.

En este sentido la certificación que normalmente es necesaria, aunque podría variar en función de la actividad y en consecuencia de la normativa a aplicar, es la de E-60, que garantizan la resistencia mecánica, estanqueidad a las llamas y la no transmisión de humos y gases inflamables durante 60 minutos en la parte de la puerta contraria al fuego, aunque existen otras homologaciones para casos más restrictivos en los que la duración puede ser de 90 o incluso de 120 minutos.

Las puertas de los montacargas siempre permanecen cerradas electromecánicamente por motivos de seguridad, esta parte es fundamental en este aspecto, por lo que este tipo de puertas se proveen de sistemas como muelles o cierres automáticos en función del tipo de puerta cortafuego instalada, las cuales son principalmente batientes de una o dos hojas, correderas o enrollables.

A su vez, este tipo de puertas puede disponer de una mirilla la que, de la misma manera, también tiene que estar fabricada siguiendo los mismos criterios que el resto de la puerta.

 

¿Cómo instalarlas?

Las puertas cortafuegos para los montacargas deben ser instaladas o bien siguiendo las indicaciones de la empresa instaladora del elevador o bien por el propio personal que instala el mismo.

El motivo no es otro que este tipo de puertas, además de servir como elemento aislante del fuego tiene también el cometido de elemento de seguridad en la propia instalación del montacargas, evitando posibles accidentes, tanto personales como de la propia mercancía transportada, debido a caídas o a atrapamiento, por lo que además de cumplir con la certificación pertinente contra el fuego, también debe cumplir con los requisitos y normativas de seguridad necesarios para el elevador.

 

Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas en todo tipo de Montacargas y Ahorra Comparando

 

Pide tus Presupuestos GRATIS

12 noviembre, 2018