La instalación de un salvaescaleras para escaleras estrechas permite salvar escaleras de manera cómoda y segura a personas con movilidad limitada, cuando el espacio que tenemos en la escalera es reducido.

Salvaescaleras para escaleras estrechas

Salvaescaleras para escaleras estrechas

Tengo una escalera estrecha, ¿puedo instalar un salvaescaleras?

Sin duda los salvaescaleras han evolucionado tanto en los últimos años que es difícil encontrar una escalera donde no sea posible la instalación de alguno de los modelos existentes.

Si además sumamos que desde hace ya bastantes años se reguló este aspecto por normativa, siendo el ancho mínimo de una escalera para una vivienda particular de 80 cm., y mayor en otro tipo de edificios, tenemos que son pocos los lugares donde la escalera sea tan estrecha que no sea posible instalar este tipo de dispositivo.

Independientemente de si se trata de un único tramo recto, el cual sería el caso más sencillo, o si se trata de escaleras compuestas por varios tramos unidos por descansillos, curvas o incluso aquellas que incorporan formas de caracol o hélice, existe un modelo de silla subeescaleras adecuado para el mismo.

Además, entre las principales características de este elevador encontramos la no necesidad de realizar obras o reformas para su instalación y su menor coste económico comparado con otras opciones como elevadores o ascensores, puedes ampliar esta información en nuestra página salvaescaleras precios.

 

Dimensiones mínimas para un salvaescaleras

A la hora de instalar un salvaescaleras para escaleras estrechas es necesario que se cumplan con unas dimensiones mínimas para que técnicamente sea posible llevar a cabo su instalación.

La primera de las dimensiones importantes es el ancho de la escalera, si tenemos en cuenta que las sillas se desplazan de manera perpendicular a la escalera, principalmente por motivos de seguridad, es obvio que para que el usuario pueda desplazarse de una manera cómoda y segura serán necesario unas mínimas dimensiones.

Si se trata de un tramo recto de escaleras, independientemente de que esté dividido por un descansillo intermedio o sea todo continuo, el ancho mínimo necesario será de unos 67 cm.

Realmente existen sillas en el mercado que ocupan menos de 60 cm., cuando están en movimiento, pero el problema sería cuando llegan a la planta superior, donde tienen que poder girar, ocupando un mayor espacio, para que el usuario pueda salir siempre de cara al descansillo.

En todo caso, las dimensiones mínimas recomendadas para una silla salvaescaleras recta sería de unos 70 cm., de ancho de escalera.

En el caso de aquellos salvaescaleras curvos, es decir, aquellos que estén compuestos por varios tramos y donde se incluyan giros o curvas, las dimensiones mínimas necesarias son ligeramente superiores, en estos casos lo ideal es que la escalera tenga de ancho un mínimo de 75 cm., aunque en función de la configuración de la misma podría ser posible adaptar algún modelo incluso con dimensiones inferiores.

Además del ancho de la escalera, también es necesario que el descansillo de la planta inferior tenga un mínimo de unos 70 cm., de fondo para que la silla pueda quedar totalmente a nivel, facilitando así su utilización.

Sin embargo, en la planta superior, simplemente será necesario disponer del espacio suficiente para que la persona pueda salir del elevador, ya que la intrusión de la silla en el descansillo superior es de cero centímetros en la mayoría de modelos y de apenas unos pocos centímetros en el caso del sistema de guiado.

 

Modelos de salvaescaleras para escaleras estrechas

Los modelos de salvaescaleras para escaleras estrechas más conocidos son sin duda las sillas salvaescaleras, pero si lo que necesitamos es que el salvaescaleras esté adaptado además a personas que se desplazan en silla de ruedas, también tenemos la opción de las plataformas salvaescaleras.

Las plataformas elevadoras requieren de unas dimensiones mínimas de escaleras mayores, ya que tienen una mayor envergadura, sobre todo cuando están totalmente desplegadas al estar especialmente concebidas para facilitar la accesibilidad a personas que se desplazan en silla de ruedas, aun así, este tipo de salvaescaleras también disponen de distintas configuraciones de medidas, siendo adecuadas para escaleras estrechas de apenas un metro en escaleras rectas y un metro diez centímetros en escaleras con curvas o giros.

Por otra parte, aunque muy semejantes a las sillas, algunos fabricantes también disponen de un modelo donde el asiento tiene una posición más elevada, lo que reduce unos centímetros el ancho mínimo necesario de escalera al adoptar el usuario una posición más erguida o semisentada.

 

Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas en Salvaescaleras y Ahorra hasta un 35% Comparando

 

Pide Tus Presupuestos GRATIS

8 marzo, 2019