Los Salvaescaleras para sillas de ruedas son una de las principales soluciones para facilitar la accesibilidad en todo tipo de edificios, viviendas o locales comerciales.

Los salvaescaleras permiten salvar desde unos pocos peldaños hasta varias plantas de altura, actualmente los tipos principales son las plataformas salvaescaleras, los salvaescaleras verticales o elevadores de corto recorrido y las orugas salvaescaleras.

Salvaescaleras para Sillas de Ruedas

Plataforma Salvaescaleras, Salvaescaleras Vertical, Oruga Salvaescaleras | Salvaescaleras para Sillas de Ruedas

Tipos de salvaescaleras para sillas de ruedas

De entre los tres tipos de salvaescaleras para sillas de ruedas, las plataformas son sin duda las más utilizadas, su gran versatilidad y adaptación a cualquier tipo de escalera, junto a la no necesidad de realización de obras o reformas para su instalación son, sin duda, algunas de sus principales ventajas.

Las plataformas salvaescaleras utilizan un sistema de guiado, instalado de forma fija, que sigue el recorrido y forma de la escalera, es una solución válida tanto para salvar un solo tramo de escaleras como varios unidos por rellanos o escalones compensados, los subeescaleras para sillas disponen de la posibilidad de instalarse tanto en el interior como en el exterior de los edificios o viviendas, existiendo modelos especialmente adaptados para ello.

Para que una plataforma pueda transportar a una persona en silla de ruedas, será necesario que la escalera disponga de un ancho mínimo que oscila entre el metro y el metro quince centímetros, en función del fabricante y modelo.

Otra de las opciones disponibles en cuanto a salvaescaleras para personas en sillas de ruedas son los salvaescaleras verticales, también conocidos como elevadores verticales de corto recorrido, los cuales, a diferencia de las plataformas, se instalan en un hueco fuera de la escalera destinado en exclusiva para el elevador.

Esta solución se utiliza para salvar pequeños desniveles de hasta un máximo de tres metros de altura, seguramente los habrás visto en alguna ocasión sobretodo en la entrada de algunos locales comerciales o edificio de viviendas, aunque cada vez más también se instala en viviendas unifamiliares.

Destaca su cabina abierta, la cual es normalmente acristalada, y la sencillez de su manejo, muy parecido al de los ascensores.

A diferencia de las plataformas y el salvaescaleras vertical, las orugas salvaescaleras son una solución móvil que se adapta a prácticamente la mayoría de sillas de ruedas y permite, con la ayuda de una tercera persona, subir y bajar las escaleras, sin duda, la principal ventaja de estos elevadores es que puedes guardarla una vez finalizado su uso o incluso, en algunos modelos, transportarla a otras ubicaciones.

 

Ventajas de los Salvaescaleras para personas con minusvalía

Salvar escaleras o acceder a diferentes niveles resulta prácticamente imposible para personas en silla de ruedas si no se dispone de la accesibilidad adecuada, la instalación de una solución salvaescaleras supone una de las alternativas para convertir en accesible edificios, locales o viviendas.

Otras opciones posibles serian la construcción de una rampa o la instalación de un ascensor, pero estas no siempre son posibles, bien por que técnicamente son inviables o bien por alto grado de reforma necesaria, lo que directamente conlleva a un coste muy elevado.

Los salvaescaleras para personas con discapacidad ofrecen una mejor calidad de vida para aquellas personas que se desplazan en silla de ruedas, permitiendo superar de manera sencilla y cómoda prácticamente cualquier tipo de escalera o desnivel.

 

Subvenciones que podemos solicitar

Aunque desafortunadamente no siempre están disponibles para acceder a ellas, en ocasiones es posible disponer de subvenciones o ayudas para la compra de un salvaescaleras para personas en silla de ruedas.

Las ayudas son limitadas y las convocatorias permanecen abiertas durante un periodo de tiempo determinado o incluso, en algunas, solo están disponibles hasta que se agota el dinero destinado.

Estas subvenciones están promovidas por ayuntamientos, comunidades autónomas o incluso en algún caso a nivel estatal, algunos ejemplos de este tipo de ayudas y subvenciones pueden ser las ayudas del programa de atención social a personas con discapacidad o los planes de rehabilitación en los que se incluyen subvenciones para la instalación de dispositivos para mejorar la accesibilidad, como pueden ser el plan MAD-RE en la comunidad de Madrid o el promovido por el consorcio de la vivienda en el área metropolitana de Barcelona.

Si estas interesado en conocer si existe alguna subvención o ayuda vigente y sus condiciones, es conveniente que te dirijas en primera instancia a los servicios sociales del ayuntamiento de tu localidad.

 

Alquiler de Orugas salvaescaleras

Como hemos comentado, las orugas salvaescaleras son un sistema móvil, el cual permite ser transportado a diferentes ubicaciones con cierta facilidad, en la actualidad en algunas provincias, existe la posibilidad de alquilar este tipo de salvaescaleras por un periodo de tiempo que pueden variar entre tan solo un día hasta varios meses.

También existe la posibilidad de alquilar el servicio de subir o bajar a la persona en silla de ruedas, con la adquisición de bonos o la contratación de servicios únicos. Este servicio se efectúa por personal especializado en el manejo de orugas salvaescaleras.

 

¿Cuál es el mantenimiento requerido?

Un tema que preocupa a la hora de la adquisición de un salvaescaleras para sillas de ruedas es su mantenimiento.

Lo primero que debes saber es que el mantenimiento de este tipo de elevadores no es obligatorio actualmente, aunque como cualquier máquina y teniendo en cuenta el uso al que está destinado, sí que es recomendable la realización de revisiones periódicas por parte de una empresa especializada.

 

¿Quieres Comparar entre diferentes presupuestos de Salvaescaleras GRATIS?

 

11 enero, 2017