Los salvaescaleras verticales para sillas de ruedas son sin duda una de las principales opciones existentes para salvar pequeños desniveles, mejorando la movilidad o la accesibilidad de las personas. Pero, ¿Qué es necesario tener en cuenta respecto a su normativa?, o ¿Cuál es su precio y que factores influyen en él?

Salvaescaleras verticales para sillas de ruedas

Salvaescaleras verticales para sillas de ruedas

Antes de nada indicar que un salvaescaleras vertical es un tipo de elevador que se caracteriza por tener una cabina semiabierta, provista de unas protecciones a media altura y cuyo desplazamiento es vertical, con un funcionamiento muy similar al de los ascensores convencionales. Este tipo de elevador está especialmente indicado para pequeñas alturas, por lo que principalmente se instala para salvar las escaleras situadas en los accesos de cualquier tipo de edificios o incluso, en algunos casos, para salvar la altura de una planta.

Los Salvaescaleras verticales para sillas de ruedas, están especialmente adaptados para su utilización por personas con movilidad reducida que necesitan utilizar una silla para sus desplazamientos, pero además, también pueden dar servicio a usuarios, que aunque puedan caminar, tengan dificultades para subir y bajar escaleras o incluso para otros usos, como facilitar el transporte de la compra, maletas, el carrito del bebé, etc.

 

Legislación para salvaescaleras verticales

Respecto a las consideraciones que se deben tener en cuenta en la instalación de salvaescaleras verticales para sillas de ruedas, destacan que para que cumplan su cometido principal, estas tienen que ser un medio que proporcione plena accesibilidad de la manera más autónoma posible a sus usuarios, de nada sirve instalar un salvaescaleras vertical con unas dimensiones reducidas insuficientes para que una persona en silla de ruedas pueda utilizarlo.

En este aspecto, es importante indicar que además de las medidas útiles mínimas del salvaescaleras, se debe tener en consideración el espacio necesario para que una silla de ruedas pueda maniobrar, sin dificultad, en cada uno de los embarques, teniendo en cuenta si existen elementos que puedan invadir el mismo, como podría ser el caso de una puerta al abrirse.

Otro de los aspectos importantes es que los salvaescaleras verticales tienen una limitación de recorrido, el cual no puede exceder de 3 metros de altura.

Además otro punto que genera cierta confusión, es si este tipo de elevadores está obligado o no a tener suscrito un contrato de mantenimiento con una empresa especializada.

En este sentido, es importante tener en cuenta que quedan exentos aquellos elevadores que sirvan una distancia vertical menor que la  existente entre dos plantas de un edificio, siendo obligatorio en el resto.

 

Variaciones en el precio

El precio de los salvaescaleras verticales para sillas de ruedas se encuentra comprendido ente unos 6000 € y unos 9000 € en la gran mayoría de casos.

En este sentido, y sobre todo en cuanto a supresión de barreras arquitectónicas en edificios residenciales, existen diversas ayudas y subvenciones por parte de organismos públicos principalmente, puedes ampliar la información en nuestra página subvenciones salvaescaleras para sillas de ruedas.

Por otra parte, y dada su gran adaptabilidad, este tipo de elevador tiene una serie de factores que inciden directamente en el precio y que pueden hacer que el mismo varié.

Entre estos principales elementos tenemos la altura que deba salvar el salvaescaleras, teniendo en cuenta que el máximo posible es de 3 metros, las dimensiones del mismo, las cuales en mucho de los casos es posible configurarlas a medida, las características que el elevador tiene que tener para adaptarse a la ubicación designada, como podría ser protección para su instalación a la intemperie o la necesidad de realización de elementos para la sujeción del elevador, como podría ser una estructura ligera o la construcción de una o varias paredes para su correcta sujeción.

Además de los factores mencionados, el precio también puede variar en función del modelo necesario y de los posibles extras u opciones que sean requeridos para una mayor adaptación o personalización del elevador. Entre los más destacados se encuentran la posibilidad incluir puertas motorizadas en muchos modelos, si es necesario realizar un doble embarque a 90º en vez del normal que sería a 180º o enfrentado, añadir un asiento abatible en el elevador para facilitar una mayor comodidad, la posibilidad de sustituir el foso, en caso de ser necesario, por una pequeña rampa metálica o la elección del color del elevador son los puntos que principalmente podemos encontrar.

 

¿Quieres obtener de forma Gratuita hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas en instalación de Salvaescaleras tu zona?

 

19 febrero, 2018