La seguridad en montacargas o cualquier tipo de elevador es fundamental en estos equipos preparados para salvar cualquier tipo de desnivel bien sea con cualquier tipo de mercancía o incluso, en algunos modelos, con personas.

Si hablamos de seguridad en los montacargas tenemos que diferenciar si lo estamos haciendo de aquellos que solo son aptos para el transporte de objetos/mercancía o los que son aptos para transportar personas, como puede ser el caso de los montacargas para personas, denominados coloquialmente como ascensores para casas o elevadores particulares. Como no puede ser de otra manera, las medidas de seguridad que se aplican en ambos casos son distintas, siendo más exigentes cuando se trata de elevadores aptos para ser utilizados para transportar personas.

seguridad en montacargas

 

Normas de seguridad en montacargas

Las normas de seguridad en montacargas industriales o montaplatos garantizan en todo momento la integridad del elevador, de su carga y de las personas que puedan manipularla con el objetivo de prepararla para salvar el o las diferentes plantas de altura.

En este sentido, existen normas de seguridad en montacargas básicas como la adaptación de mecanismos electromecánicos que evitan que las puertas puedan abrirse en caso de que el elevador no se encuentre en la planta o que el elevador pueda funcionar en caso de que haya alguna puerta abierta.

Otro aspecto fundamental es garantizar que la carga mantenga su estabilidad y no pueda caerse durante su traslado, en este sentido, tanto las protecciones existentes en la propia plataforma, como la construcción de un cerramiento completo para evitar posibles incidentes son fundamentales.

Si se trata de normas de seguridad en montacargas para personas y como hemos adelantado, estas serán más exigentes, de hecho, este tipo de elevadores básicamente disponen de seguridades muy similares a la de los ascensores convencionales, difiriendo en algún punto en concreto determinado por las características que poseen este tipo de montacargas aptos para personas.

Por ejemplo, si nos centramos en los ascensores para casas o elevadores particulares, estos tienen que tener una cabina cerrada provista de una puerta o de una barrera fotoeléctrica.

Si se instala la versión con puerta, está permitido que el elevador tenga mandos con enclavamiento, es decir, simplemente pulsado una vez el botón de la planta requerida el elevador se pondrá en marcha y se detendrá de manera automática al llegar a su destino. Por el contrario, si se instala una barrera fotoeléctrica a modo de puerta en la cabina del ascensor, entonces será necesario mantener pulsado el botón hasta llegar a la planta seleccionada, deteniéndose el elevador si dejamos de realizar la pulsación constante.

 

Importancia del mantenimiento e inspecciones periódicas

Para conseguir altos niveles de seguridad en los elevadores es sumamente importante su correcto mantenimiento así como las inspecciones periódicas efectuadas por los organismos competentes en caso de ser necesarias.

Si nos referimos a montacargas instalados en industrias, comercios, restaurantes, etc., es necesario realizar un mantenimiento adecuado para garantizar el correcto funcionamiento y estado de conservación del mismo como cualquier otra máquina existente.

Si se trata de montacargas aptos para personas, por ejemplo los instalados en viviendas unifamiliares, tenemos que tener en cuenta que es necesario disponer de un contrato de mantenimiento con una empresa debidamente autorizada para ello, en este caso en concreto y teniendo en cuenta que el uso es de carácter particular, el plazo entre estas visitas de mantenimiento tiene que ser de cómo máximo cuatro meses, mientras que el de las inspecciones será cada 6 años.

En el caso de montacargas aptos para personas instalados en edificios de uso industrial y lugares de pública concurrencia el plazo máximo para efectuar el mantenimiento es mensual y el de las inspecciones, cada 2 años.

 

Otros aspectos a tener en cuenta

Además de garantizar la seguridad en los montacargas y de cumplir las diferentes normativas que se aplican en función de los distintos modelos, el mantenimiento y las inspecciones en caso de ser necesarias son imprescindibles para conservar en buen estado los diferentes componentes y elementos del elevador, así como un correcto funcionamiento minimizando las posibles averías de importancia.

 

Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas y ahorra hasta un 25% comparando

30 agosto, 2019