Silla para subir escaleras discapacitados, sin duda alguna una de las soluciones más utilizadas para mejorar la movilidad cuando técnicamente no es posible la instalación de un ascensor o de algún tipo de elevador adaptado.

Silla para subir escaleras discapacitados

Silla para subir escaleras discapacitados

Las escaleras pueden suponer un gran problema para personas que tienen problemas de movilidad reducida, unos simples peldaños puede suponer la diferencia entre poder realizar una vida cotidiana normal o no, para personas que requieren de una silla de ruedas para desplazarse o que aunque puedan caminar, tienen algún tipo de dificultad que les impide subir o bajar escaleras sin dificultad.

Para solventar este problema lo ideal sería disponer de un sistema que proporcionara la máxima autonomía posible a todo tipo de usuarios, en este sentido la instalación de ascensores adaptados, la construcción de rampas cumpliendo con los requisitos para ser consideradas accesibles o la instalación de elevadores para minusválidos cuyos precios suelen ser más económicos y están totalmente adaptados para poder proporcionar accesibilidad a todo tipo de usuarios, son las opciones más adecuadas.

Pero, ¿qué sucede si técnicamente no es posible alguna de las soluciones anteriores? En la mayoría de estos casos, será posible instalar una silla para subir escaleras, la cual tiene como principal ventaja su adaptabilidad, ya que es posible instalarla tanto en escaleras estrechas, tan solo es necesario disponer de un ancho de entre 70 y 75 cm., para poder instalarla, como en escaleras con formas que a priori podrían ser complicadas, como escaleras con giros o cambios de pendiente, con escalones compensados o de caracol.

Además, los sistemas salvaescaleras, tanto sillas como plataformas, tienen la característica de que no son necesarias obras ni reformas para habilitar espacios, como sí que sucede con otros elevadores, por lo que en la mayoría de ocasiones, estos sistemas son más sencillos de instalar y tienen un coste final más reducido que el de otras soluciones.

 

Sillas recomendadas para discapacitados

Es importante aclarar que las sillas no pueden considerarse como un elevador accesible, es decir, las sillas para escaleras mejoran la movilidad de las personas, pero para aquellas que necesitan una silla de ruedas para desplazarse, será necesario realizar una transferencia de una silla a otra para poder salvar las escaleras, lo que evidentemente complica esta maniobra.

En este sentido, plataformas salvaescaleras o elevadores verticales son sistemas más adecuados junto con los ascensores adaptados para salvar escaleras o desniveles siempre que sea posible su instalación.

 

Sillas recomendadas para ancianos

En el caso de tratarse de personas de edad avanzada a los que subir y bajar escaleras les puede representar un problema, las sillas para subir escaleras son ideales. Este sistema representa el complemento perfecto para instalar en cualquier tipo de escalera, para salvar desde un simple tramo de pocos peldaños hasta varias plantas de altura.

La gran variedad de sillas disponibles en el mercado cubren prácticamente todas las opciones posibles, desde sillas para ser instaladas en el exterior, a la intemperie, hasta sillas con curva para que no invadan el paso libre una vez no estén en uso o sillas con guía plegable para salvar una puerta cercana en el descansillo inferior o superior.

Además, el funcionamiento de este tipo de elevadores es sencillo e intuitivo, siendo solamente necesario mantener presionado levemente el pulsador de subida o bajada, según sea necesario, hasta llegar al destino, momento en el cual la silla se detendrá automáticamente. Para ello, todos los modelos actuales cuentan además de los mandos instalados en la propia silla, con dos mandos a distancia para poder accionar la silla en caso de que la misma no se encuentre en la parada necesaria o queramos, una vez finalizado su uso, dejarla aparcada en cualquier de los dos extremos.

 

Escaleras adaptadas

¿Cómo se pueden adaptar unas escaleras para convertirlas en accesibles? Una de las soluciones más utilizadas cuando se trata de unos pocos escalones, es la construcción de una rampa adaptada, ojo, no puede ser cualquier rampa, tiene que cumplir con unos determinados puntos, puedes consultarlos en normativa de rampas para sillas, otra posibilidad es instalar una plataforma salvaescaleras, la cual se diferencia de la silla en que dispone de una base o plataforma totalmente adaptada para el acceso a sillas de ruedas y/o personas con problemas de movilidad reducida.

Por último y aunque se instala fuera de la propia escalera en un espacio adyacente por norma general, existe la posibilidad de instalar un elevador vertical de corto recorrido, en este caso, la altura máxima a salvar tiene que ser inferior de 3 metros, y en algunos casos es necesaria la realización de algún tipo de reforma en la escalera para poder habilitar el espacio necesario para instalar el elevador.

 
Silla para subir escaleras discapacitados, solicita hasta tres presupuestos de empresas especializadas y Ahorra hasta un 35 % Comparando

 

Pide tus Presupuestos GRATIS

17 septiembre, 2018