Sillas Salvaescaleras para Comunidades

Sillas Salvaescaleras para Comunidades

Las sillas salvaescaleras para comunidades son una de las principales ayudas disponibles para mejorar la movilidad a la hora de salvar cómodamente las escaleras de todo tipo de edificios.

Aunque este tipo de elevador es más común en el ámbito particular, cada vez es más habitual también su instalación en edificios residenciales, para mejorar la movilidad de aquellas personas que debido a una edad avanzada o a padecer algún tipo de problema físico, subir o bajar escaleras les suponga una dificultad o incluso les pueda resultar peligroso.

Las sillas salvaescaleras para comunidades son un excelente aliado en aquellos edificios donde no es posible la construcción de una rampa con una pendiente adecuada o donde, por problemas técnicos o de espacio, no es posible la instalación de otro tipo de elevadores aptos para permitir su acceso a personas que utilizan una silla de ruedas para sus desplazamientos.

Además y gracias a la gran adaptabilidad de las sillas salvaescaleras, es posible instalarlas tanto para salvar la escalera de acceso a la comunidad, como para poder salvar varias plantas de altura, independientemente de la forma que tenga la escalera y siempre y cuando está cuente con un ancho mínimo de unos 75 cm.

 

¿Principales soluciones de movilidad en las comunidades?

Las sillas salvaescaleras para comunidades son una de las soluciones disponibles, pero no la única. La construcción de una rampa, en aquellos casos donde el problema está en la escalera de acceso a la comunidad, es quizás una de las más utilizadas, sobre todo si se trata de pocos peldaños de altura.

Por otra parte, la instalación de un ascensor, es sin duda, la opción más cómoda, aunque evidentemente la más cara y en la que más reformas se deben acometer para su instalación.

Otro problema habitual es que existen muchas comunidades de vecinos que tienen ascensor pero este no llega al nivel de la calle, al existir unos cuantos peldaños hasta el vestíbulo donde se encuentra el mismo.

En este caso, la instalación de elevadores verticales de corto recorrido, salvaescaleras o, como ya hemos comentado, la instalación de una rampa, son opciones muy utilizadas para solventar esta dificultad.

Pero, ¿qué sucede cuando no es posible técnicamente instalar un ascensor debido a la falta de espacio en la finca o a una distribución donde no es técnicamente factible alguna de las soluciones mencionadas?

En estos casos, sin duda, las sillas salvaescaleras pueden suponer la solución.

 

Sillas salvaescaleras recomendadas para comunidades

Cuando se trata de instalar sillas salvaescaleras para comunidades nos podemos encontrar con dos situaciones principalmente, salvar la escalera de acceso hasta el vestíbulo del ascensor o aquellos casos donde no es posible la instalación del mismo y existen personas con problemas de movilidad reducida.

En el primero de los casos, se utiliza principalmente el modelo de silla para tramos rectos de escalera, este tipo de silla es el modelo más estándar y por lo tanto el más económico, se puede instalar en escaleras de apenas unos 70 cm., de ancho y tan solo es necesario una toma de corriente, pudiendo ser incluso un enchufe cercano, y que en la parte inferior del recorrido exista un descansillo de al menos 70 cm., para que la silla quede nivelada permitiendo así el acceso al usuario.

En el caso de que no sea posible instalar un ascensor, la silla subeescaleras instalada en una comunidad puede ser una solución, pero no en todos los casos, aunque las sillas pueden tener recorridos prácticamente ilimitados y salvar descansillos y curvas o giros, lo cierto es que no lo recomendamos para salvar una altura de más de dos o tres plantas como máximo, el motivo no es otro que el gran número de metros de recorrido necesario para ello y que este tipo de elevador se desplaza lentamente por la escalera para ofrecer el máximo de seguridad a sus usuarios.

Sin embargo, en aquellos casos en los que se requiera llegar a un primer o segundo piso, tanto para una única persona con problemas de movilidad como para varias, es sin duda una muy buena opción a tener en cuenta.

 

Precio Silla Salvaescalera

El precio de las sillas salvaescaleras varía entre unos 1900 € y unos 8 o 9 mil euros en la mayoría de ocasiones. El motivo por el cual puede haber tanta diferencia de precios no es otro que el gran número de elementos variables que pueden afectar al mismo.

El más importante sería la forma de la escalera, puesto que como ya hemos comentado, existe un modelo para tramos rectos, más económico, y otro para tramos curvos con descansillos o curvas, el cual requiere de mayor tecnología para salvar distintas inclinaciones y giros, así como una mayor complejidad del sistema de guiado, el cual debe adaptarse totalmente a la forma y recorrido de la escalera.

Otros factores importantes que afectan al precio de una silla salvaescaleras en una comunidad de vecinos serían los metros de recorrido, las opciones y extras necesarias para terminar de adaptar la silla o la elección de la empresa instaladora de la misma, pudiendo haber cientos o incluso miles de euros de diferencia en modelos muy similares o incluso en los mismos.

 

¿Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas de tu zona y ahorra hasta un 35% comparando?

 

16 marzo, 2018