Ascensores Mantenimiento Normativa, ¿Cómo afecta al mantenimiento de los ascensores?, ¿Qué tipos de mantenimiento existen?, te lo explicamos en este artículo de Ascensores y más.

 

¿Qué dice la Normativa sobre el mantenimiento de ascensores?

Ascensores Mantenimiento Normativa

Reparación Máquina Tractora | Ascensores Mantenimiento Normativa Tipos

El mantenimiento de los ascensores es sin duda una de las principales maneras de proteger a los usuarios contra posibles incidentes y accidentes que pudieran producirse en dichos aparatos.

En este sentido, es importante mencionar que todos los titulares de ascensores son responsables de mantener el ascensor en buen estado de funcionamiento durante todo el tiempo que este pueda ser utilizado, cumpliendo, para ello, con la normativa pertinente.

En particular, es de obligado cumplimiento tener suscrito un contrato de mantenimiento con una empresa conservadora debidamente autorizada y registrada.

Respecto a las empresas de mantenimiento y para poder cumplir con la activad, no solamente deben cumplir con los requisitos establecidos en la normativa de ascensores vigente, entre los que se incluye disponer de los medios y personal debidamente capacitado y cualificado para poder ejercer la actividad, sino que además deben mantenerlos durante la vigencia de la activad.

 

Plazos para el mantenimiento e inspecciones en Ascensores

La normativa de ascensores incluye un amplio apartado referente a los requisitos mínimos necesarios para conservar de manera correcta a este tipo de elevadores en función de la ubicación, la antigüedad y el uso al que estén destinados, indicando unos plazos mínimos para la realización de visitas para el mantenimiento preventivo de los ascensores.

En el caso de ascensores unifamiliares y ascensores con una velocidad máxima de 0,15 m/seg., el plazo exigido será como mínimo de cada cuatro meses.

Respecto a los ascensores instalados en edificios de uso residenciales comunitarios hasta seis paradas y los ascensores instalados en edificios de uso público de hasta cuatro paradas, que tengan una antigüedad inferior a veinte años, la periodicidad mínima del mantenimiento será cada seis semanas.

Para el resto, la normativa de ascensores marca como periodicidad mínima cada mes.

Por otra parte, y para garantizar el buen estado de los ascensores y una correcta conservación de los mismos, la normativa también indica la obligatoriedad de realizar inspecciones por parte de organismos certificados, lo que podríamos comparar con la itv de los vehículos, en los plazos siguientes:

Para los ascensores instalados en edificios de uso industrial y lugares de pública concurrencia cada dos años.

En el caso de ascensores instalados en edificios de más de veinte viviendas, o con más de cuatro plantas, cada cuatro años.

Para el resto de los ascensores cada seis años.

 

Tipos de Mantenimiento de Ascensores

Independiente de la denominación comercial utilizada por las diferentes empresas, podríamos dividir básicamente en tres los diferentes tipos de mantenimiento de ascensores existentes en función de sus coberturas.

 

Mantenimiento estándar o básico

Esta modalidad seria la que incluye las coberturas más básicas, es decir, normalmente se incluyen los trabajos y servicios que estipula como mínimos la normativa de ascensores.

De entre los que destacan de manera más representativa:

  • Conservar los ascensores de acuerdo con lo estipulado en la normativa.
  • Garantizar, en un plazo máximo de 24 horas, el envío de personal competente para corregir averías que ocasionen la parada del ascensor, sin atrapamiento de personas en cabina. Y de manera inmediata cuando sean requeridos por motivo de parada del ascensor con personas atrapadas en la cabina, accidentes o urgencias similares.
  • Notificar por escrito al titular del ascensor los elementos que haya que sustituirse, por apreciar que no se encuentren en las debidas condiciones para un buen funcionamiento, o si el ascensor no cumple con las condiciones vigentes exigibles.

 

Mantenimiento Semi Riesgo o ampliado

Además de las coberturas básicas, este tipo de mantenimiento incluye una serie de piezas y elementos junto con la mano de obra para su sustitución, en este aspecto, los elementos y piezas incluidos suelen ser susceptibles de desgaste y de poco importe, como podrían ser elementos de iluminación, pulsadores, zapatas de freno, amortiguadores de puerta, etc.

Es importante que se indique en el contrato de mantenimiento la lista de piezas y componentes que cubre este tipo de mantenimiento.

 

Mantenimiento Todo Riesgo

Es el tipo de mantenimiento más completo, e incluye la sustitución y mano de obra de las piezas incluidas en el contrato semi riesgo, añadiendo otras de mayor importancia como pueden ser los cables, poleas, motor, freno …

De la misma manera que en el contrato semi riesgo o ampliado, es importante que se indiquen en el contrato de mantenimiento los componentes y servicios cubiertos.

 

Otras coberturas

Por último, también existen coberturas que se pueden aplicar a cada una de las modalidades, entre las más utilizadas se encuentran, la atención de averías las 24 h del día, todos los días del año, mantenimiento de la línea de teléfono, las horas de los técnicos en reparaciones y rescates o incluso también es posible incorporar al mantenimiento paquetes de ahorro energético u otros productos.

 

Recomendación Ascensores y Más

A la hora de formalizar un contrato de mantenimiento es importante tener claras cuáles son las necesidades reales del ascensor a mantener, en este aspecto, es importante indicar que la normativa habla de plazos mínimos, es decir, la empresa de mantenimiento o el titular pueden ampliar estar coberturas y realizarlos con más frecuencia si se considera oportuno.

Por ejemplo, en ocasiones se formalizan contratos de mantenimiento para ascensores en viviendas unifamiliares con visitas de mantenimiento mensuales.

Por lo que será necesario evaluar si realmente es necesario, conociendo que la normativa indica que podríamos ampliar este servicio hasta un máximo de cuatro meses y teniendo en cuenta que a mayor número de visitas mayor será el coste del servicio.

Es por ello, que la primera de nuestras recomendaciones seria ajustar la periodicidad a las necesidades reales del elevador, siempre cumpliendo la normativa de ascensores vigente.

Otro tema importante son las coberturas, por ejemplo, ¿Es necesario realizar un contrato de mantenimiento a todo riesgo a un ascensor nuevo al cual le cubre la garantía durante dos años?

En este sentido, es importante tener claro las opciones existentes y no duplicar posibles coberturas, lo que puede generar un mayor coste económico.

Por otra parte, es muy importante poder comparar las coberturas y precios que nos ofrecen las empresas de mantenimiento con el mercado actual, por ejemplo, en los últimos años el precio del mantenimiento de ascensores ha bajado considerablemente, por lo que podemos ahorrar un dinero considerable manteniendo o incluso mejorando las coberturas del mantenimiento de nuestro ascensor.

Por último, hay que tener en cuenta que el contrato de mantenimiento de ascensores tiene que recoger un acuerdo entre ambas partes, por lo que es muy importante tener una serie de consideraciones y recomendaciones antes de renovarlo con la empresa actual o de suscribirlo con otra.

Puedes ampliar la información en nuestro artículo, Mantenimiento de Ascensores; Las Claves Principales.

 

25 enero, 2017