Averías Salvaescaleras, sin duda se trata de uno de los principales inconvenientes posibles, y es que este tipo de elevador es una solución técnica que facilita a las personas con movilidad reducida poder salvar escaleras de forma sencilla y cómoda, lo que puede convertirse en muy complicado si el salvaescaleras está averiado.

Averias Salvaescaleras

Averias Salvaescaleras

Nada tienen que ver los salvaescaleras que se fabrican hoy en día con los de hace unos años, sin duda estos sistemas han realizado una gran mejora tecnológica, dejando lejos los rudos sistemas con paradas y arranques bruscos de hace años, los cuales carecían de apenas medidas de seguridad y sufrían frecuentes incidencias en su funcionamiento.

Los sistemas salvaescaleras de hoy en día se fabrican con componentes de bajo o nulo mantenimiento y de una gran durabilidad, incluyendo los últimos avances para hacer mucho más fiables a este tipo de elevadores. Este aspecto no solamente ha influido en menos averías y paradas no deseadas, sino que además, se ha mejorado considerablemente el confort de marcha y la seguridad de las personas.

De hecho, y a diferencia de otros elevadores, los salvaescaleras no están obligados por normativa actualmente a tener contratado un servicio de mantenimiento. Siendo este simplemente recomendable, lo que demuestra la fiabilidad de este producto y la calidad de sus materiales, los cuales no requieren de muchos cuidados para que funcionen correctamente.

Aún con todo esto, tanto sillas como plataformas salvaescaleras no dejan de ser máquinas formadas por componentes mecánicos y electrónicos que, como todas, pueden ser susceptibles de algún tipo de problema o avería, las cuales en su mayoría son sencillas de resolver y no tienen un coste muy elevado.

En este sentido y aunque seguramente no estén todas, las averías de salvaescaleras más  frecuentes que detectamos son las siguientes:

  • Fallos en los contactos eléctricos de seguridad. En la actualidad, tanto sillas como plataformas disponen de distintos componentes de seguridad como pueden ser; detectores de obstáculos, sistemas anti atrapamiento o sensores que identifican si el salvaescaleras no se encuentra en perfecta disposición para iniciar la marcha. Este tipo de contactos electrónicos, aunque no frecuentemente, pueden averiarse o simplemente producir señales erróneas, bien sea por suciedad, deterioro o avería.
  • Baterías recargables. La gran mayoría de sillas principalmente, funcionan con baterías recargables, lo que les proporciona por una parte, que trabajen a baja tensión y por lo tanto con menos riesgos eléctricos y por otra una autonomía que les permite funcionar hasta si se ha producido un corte eléctrico. Las baterías, aunque son sin mantenimiento y de gran capacidad, tienen un ciclo de cargas y descargas en su vida útil, además de una serie de factores y recomendaciones que se deben tener en cuenta para conservarlas adecuadamente y poder alargar al máximo posible su duración. En este aspecto, es frecuente que después de unos años de uso, la batería haya llegado a su fin y produzca una avería.
  • Mal contacto de llavines de funcionamiento o pulsador de emergencia presionado. En ocasiones, las averías del salvaescaleras se pueden producir por descuidos involuntarios, haber presionado el pulsador de emergencia sin darnos cuenta o tener el llavín de funcionamiento en posición de parada son los principales, aunque también estos dos elementos pueden causar averías por un mal contacto, produciendo que el salvaescaleras no funcione.
  • Fallos en placas electrónicas. Hoy en día la mayoría de maquinaria se gobierna mediante la ayuda de la electrónica, los salvaescaleras no son una excepción, y aunque el sistema electrónico de estos elevadores es muy sencillo, puede ser posible que se averíe y requiera la sustitución de una o varias placas electrónicas. Uno de los motivos principales pueden ser problemas con la tensión eléctrica, principalmente subidas de tensión.
  • Desgaste en el sistema mecánico. En la actualidad la mayoría de los salvaescaleras disponen de un funcionamiento basado en un sistema de cremallera y piñón que les proporciona la tracción y seguridad necesarias para poder desplazarse de forma guiada. Aunque estos elementos se fabrican con materiales endurecidos y de gran resistencia, es posible que con el tiempo o debido a una utilización incorrecta se desgasten siendo otro motivo de avería, aunque afortunadamente no muy frecuente, ya que el sistema motriz es un elemento con un coste elevado.

 

Solicita de manera gratuita hasta tres presupuestos de diferentes empresas especialistas en todo tipo de Averías Salvaescaleras, mantenimiento o instalación de Sillas o Plataformas

 

28 mayo, 2018