Los elevadores verticales son una de las opciones disponibles para otorgar de accesibilidad a personas que se desplazan en silla de ruedas a la hora de salvar escaleras.

Es importante indicar que para las personas que se desplazan en una silla de ruedas un simple escalón puede suponer una barrera prácticamente insalvable, lo mismo sucede con numerosas rampas que se han construido con pendientes imposibles de salvar o con dimensiones insuficientes para una silla de ruedas.

Un elevador vertical permite salvar desde pequeños desniveles de tan solo dos o tres peldaños hasta desniveles de varias plantas de altura.

De este modo los elevadores con desplazamiento vertical son una solución ideal tanto para salvar las escaleras de acceso a comunidades de vecinos o comercios, como permitir acceder a las diferentes plantas de altura de una vivienda unifamiliar.

 

Tipos de elevadores verticales

Actualmente en el mercado podemos encontrar principalmente dos tipos de elevadores verticales.

Por un lado tenemos los elevadores verticales para salvar alturas de hasta tres metros o también conocidos como elevadores verticales de corto recorrido y por otro los ascensores para viviendas unifamiliares o ascensores unifamiliares con velocidad reducida.

Elevadores Verticales

Elevador Vertical de Corto Recorrido

El elevador vertical de corto recorrido es ideal para salvar las escaleras de acceso que nos podemos encontrar en todo tipo de edificios y comercios, además también es una opción muy utilizada para salvar la altura de una planta, siempre y cuando el recorrido total no exceda de los tres metros.

Este tipo de elevador se caracteriza por tener una semicabina o cabina abierta, la cual dispone de unas protecciones a media altura o de unos brazos articulados en función del modelo.

El funcionamiento de este tipo de elevador es muy sencillo e intuitivo, ya que dispone de un pulsador de subida y de otro de bajada, además del correspondiente pulsador de paro de emergencia y de un llavín para su activación o desactivación.

Indicar que para su funcionamiento y por medidas de seguridad, es necesario mantener el botón correspondiente presionado hasta llegar a la planta, donde el elevador se detendrá de manera automática.

 

Elevadores Verticales

Ascensor Vivienda Unifamiliar

En cuanto a los ascensores unifamiliares, indicar que pueden llegar a salvar alturas de hasta unos 15 metros, lo que corresponde a unas cinco o seis plantas de altura.

Estéticamente son muy similares a los ascensores que podemos ver en comunidades de vecinos, hoteles, etc., aunque su precio, tanto de instalación como de su posterior conservación y mantenimiento es sensiblemente inferior, además de tener unos requisitos en cuanto a obras auxiliares menores.

El funcionamiento del mismo es muy similar al de los ascensores convencionales con la diferencia de que existen dos modos en función de si llevan o no puertas automáticas en la cabina.

En el caso de no equipar puertas automáticas en la cabina, estas se sustituyen por una barrera fotoeléctrica, además el funcionamiento será hombre presente, o lo que es lo mismo, será necesario mantener el botón del piso al que queramos ir deteniéndose de manera automática una vez alcanzado.

Si el elevador dispone de puertas automáticas en cabina, el funcionamiento es como el de los ascensores convencionales, es decir, pulsando el botón durante uno o dos segundos el elevador se desplazaría hasta llegar a la planta seleccionada deteniéndose una vez alcanzada.

 

Precio

Los precios de los elevadores verticales varían en función del tipo y de las características particulares del mismo.

En este sentido es importante indicar que mientras los elevadores verticales de corto recorrido tienen un precio a partir de unos 6000 € en adelante, los ascensores para viviendas unifamiliares lo hacen a partir de unos 9000 € aprox.

El precio del elevador se verá incrementado además por elementos variables como son la altura a salvar, las dimensiones, las características necesarias o la empresa instaladora, pudiendo existir diferencias de precio entre diferentes empresas de hasta varios miles de euros.

 

Ventajas de los elevadores verticales

Entre las principales ventajas de un elevador vertical podemos destacar las siguientes:

  • Funcionamiento sencillo e intuitivo para garantizar máxima autonomía a todo tipo de usuarios.
  • Posibilidad de fabricación a medida para mayor adaptación a todo tipo de espacios.
  • Bajo consumo energético, el consumo se encuentra entre 1 y 2,2 KW en la mayoría de modelos.
  • Comodidad y mayor polivalencia de uso que algunos salvaescaleras.
  • Bajo mantenimiento, algunos elevadores verticales de corto recorrido no tienen que tener de manera obligatoria un contrato de mantenimiento.
  • Modelos aptos para su instalación a la intemperie.

 

¿Quieres recibir hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas de tu zona?

 

15 septiembre, 2017