silla escalera

Una Silla para Escaleras es una de las principales ayudas disponibles para mejorar la movilidad a la hora de subir y bajar escaleras a personas de edad avanzada o para aquellas que a las que por algún tipo de problema, este tipo de construcción les supone una barrera difícil de franquear.

Instalar una silla en la escalera ha supuesto realmente una mejora en la autonomía y en seguridad a un gran número de personas, de hecho, actualmente son el tipo de elevador salvaescaleras más instalado hoy en día en viviendas particulares cuando se trata de salvar escaleras de hasta una o dos plantas de altura.

 

¿Dónde se instala?

silla escalera

silla escalera

La instalación de una silla de escalera es sumamente sencilla, los modelos más simples se instalan en apenas unas horas y aquellos con una mayor complejidad tan solo es necesario uno o dos días máximos para ello.

La silla se instala encima de la propia escalera, para ello es necesario fijar un sistema de rail o railes que será el encargado de guiar al elevador siguiendo el recorrido y forma de la escalera.

Existen ciertas dudas de si es necesario tener una barandilla o pared resistente para poder instalar uno de estos sistemas, la verdad es que existen múltiples opciones, siendo las más habituales anclar unas fijaciones especiales a la pared adyacente en caso de que exista y esta tenga una resistencia suficiente, la otra opción es utilizar unos postes regulables en altura, los cuales se fijan directamente al propio suelo de la escalera sin mayor dificultad.

Otro de los temas que también preocupan, es si una vez instalada la silla en la escalera ocupara mucho espacio, indicar que hoy en día los sistemas de guiado han evolucionado muchísimo, y que pueden ser fabricados totalmente a medida de cualquier escalera sin problemas, por lo que tan solo serán unos pocos centímetros, entre 10 y 20 cm., aproximadamente en función del modelo y tipo de escalera, los que ocupa este sistema.

Es importante tener en cuenta que las guías quedan a una baja altura, por lo que prácticamente no hay problema alguno  para poder seguir utilizando la escalera de manera cotidiana, sin problemas.

 

Dimensiones mínimas necesarias

Aunque es difícil encontrar una escalera donde no sea posible la instalación de este tipo de elevador, es necesario indicar que son necesarias unas dimensiones mínimas para poder llevar a cabo su instalación.

En este aspecto, tenemos que es necesario que el ancho de la escalera sea superior a 70 cm., en el caso de tratarse de escaleras rectas y de 75 cm., como mínimo en el caso de tratarse de escaleras con curvas.

Si tenemos en cuenta que desde hace bastantes años, la normativa indica que el ancho de las escaleras en viviendas particulares debe ser de como mínimo 80 cm., serán pocas las escaleras donde no sea viable cumplir con estas dimensiones mínimas.

Por otra parte, también es necesario disponer de un descansillo inferior con unos 70 cm., libres hasta el inicio de la escalera, ya que es necesario que quede a nivel para que el usuario pueda acceder a la misma, además de que la silla quede fuera de la escalera cuando esté en posición de parking.

En la planta superior, apenas serán necesarios disponer de unos centímetros libres únicamente, ya que la silla no llega a invadir el descansillo superior, siendo la guía únicamente la que requiere de unos pocos centímetros.

 

¿Hay que hacer algún tipo de obra?

No, siendo está una de las principales ventajas que diferencian a este tipo de sistemas salvaescaleras de otro tipo de elevadores.

No tener que realizar obras conlleva además del ahorro en lo que al precio de la silla salvaescaleras se refiere y de las molestias que ocasiona tener que realizar obras en casa, no tener que solicitar permisos por obras o reformas evitando tener que sufragar pagos extras como las correspondientes tasas o la redacción de proyectos técnicos.

 

Consejos de seguridad

Suele ser un punto de preocupación para algunas personas si las sillas instaladas en escaleras son seguras o no. Como no puede ser de otra manera, todas las sillas tienen que pasar por rigurosos controles de seguridad, así como cumplir con diferentes normativas para poder ser distribuidas en Europa.

No solamente son seguras, si no que evitan muchos accidentes a personas que ya no disponen de facilidad o confianza a la hora de subir y bajar escaleras.

Las silla tiene unos arranques y paradas suaves, además la velocidad no es muy alta, aproximadamente la misma que si subiéramos las escaleras normalmente, por lo que este punto unido a los diferentes detectores de sobre velocidad o posibles obstáculos hacen de este sistema que sea totalmente seguro.

 

¿Necesitas una silla para escaleras? Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas de tu zona y ahorra hasta un 35% comparando

 

Presupuesto Salvaescaleras GRATIS