Inspección técnica de ascensores, ¿En que consiste?, ¿Qué dice la normativa vigente sobre las inspecciones de ascensores?, ¿Existen diferencias entre inspecciones de Ascensores en viviendas unifamiliares y de comunidades?

Inspección técnica

Inspección técnica de ascensores

Los ascensores son uno de los medios de transporte existentes más seguros actualmente, para que esto sea así se deben cumplir una serie de normativas que afectan tanto a su diseño, fabricación, instalación como a su posterior conservación y mantenimiento.

En anteriores artículos hemos abordado las particularidades del mantenimiento de un ascensor, pero es importante tener en cuenta que además de las visitas periódicas de mantenimiento que debe efectuar la empresa encargada del elevador, también es de obligado cumplimiento que se realicen inspecciones técnicas por parte de organismos de control de acuerdo con el Real Decreto 2200/1995, lo que sería el equivalente a la ITV de los vehículos aplicado a los ascensores.

Pero, ¿que tipo de elevadores están obligados a pasar este tipo de inspecciones técnicas? Pues bien,  todo aparato de elevación que esté instalado de forma permanente en edificios o construcciones que sirva niveles definidos, con un habitáculo que se desplace con la ayuda de guías rígidas y cuya inclinación sea superior a 15 grados y que esté destinado al transporte de personas, personas y objetos o solamente objetos, si el habitáculo es accesible, es decir si una persona puede acceder a él sin dificultad, y si está provisto de elementos de accionamiento dentro del habitáculo o al alcance de una persona situada dentro del mismo, está obligado pasar este tipo de inspecciones.

Aun cumpliendo el punto anterior, existen una serie de elevadores que están exentos de realización de dichas inspecciones, entre ellos destacan:

  • Salvaescaleras, tanto sillas como plataformas que discurran a lo largo de una escalera o rampa.
  • Elevadores verticales que sirvan una distancia menor de dos plantas de un edificio.
  • Escaleras mecánicas y andenes móviles.

 

Inspección técnica de ascensores

Las inspecciones técnicas de ascensores se deben realizar a partir de la puesta en marcha del ascensor con el fin de comprobar que los mismos se mantienen en correcto estado de conservación y con las debidas condiciones de seguridad.

Este tipo de inspecciones no las realiza la empresa contratada para el mantenimiento, si no que los ascensores son inspeccionados por organismos de control independientes.

Principalmente nos encontramos que existen dos tipos, por un lado, están las inspecciones periódicas y por otro las que se generan a raíz de un accidente con daños a las personas o los bienes y, cuando así lo determine el órgano competente de la comunidad autónoma.

En estas inspecciones se toman como base la reglamentación en el momento de la instalación del aparato elevador además de las posteriores que les fueran exigibles.

Tras la visita de inspección, el organismo de control redacta informe el cual puede ser favorable, en caso de defectos leves a subsanar antes de la siguiente inspección, o no favorable, en caso de encontrarse defectos graves o muy graves.

Si los defectos son graves, se dispondrá de un máximo de seis meses para su corrección, tras lo que se efectuará otra visita de inspección, si el defecto es muy grave, la empresa conservadora, a instancias del organismo de control, deberá dejar el ascensor fuera de servicio hasta la subsanación del defecto, tras lo que se volverá a realizar visita de inspección.

 

Inspección de ascensores unifamiliares

La normativa indica que los ascensores instalados en viviendas unifamiliares deben realizar una inspección programada cada seis años, siendo responsabilidad del titular solicitar a su debido tiempo la realización de la misma, facilitando el acceso y teniendo a disposición del organismo de control el certificado de la última inspección.

En este caso, están incluidos tanto los ascensores de velocidad superior a 0,15 m/seg, como los ascensores de velocidad reducida (No superior a 0,15 m/seg), instalados en viviendas particulares o unifamiliares.

 

Inspección de ascensores en comunidades

En el caso de los ascensores instalados en edificios de viviendas, la periodicidad de las inspecciones técnicas serán cada cuatro años en el caso de los instalados en edificios de más de veinte viviendas, o con más de cuatro plantas servidas y cada seis años en el resto de los casos.

 

Revisión de ascensores

A diferencia de una inspección, la revisión de ascensores son aquellas visitas periódicas programadas, en que la empresa de mantenimiento lleva a cabo una serie de trabajos con el objeto de mantener y conservar el buen funcionamiento del ascensor, evitar que se produzcan paradas inesperadas o averías de importancia, así como prolongar todo lo posible la vida útil de los elementos y componentes del ascensor.

En cierta manera, la inspección de ascensores efectuada por un organismo de control externo, viene a ser como comprobación, por parte de una entidad externa, de que los trabajos de mantenimiento y revisión efectuados por las empresas están siendo llevados de manera correcta.

A diferencia de las inspecciones técnicas, la revisión de ascensores es se efectúa en plazos mucho más cortos, por ejemplo, en viviendas unifamiliares, las visitas para efectuar los trabajos de conservación y mantenimiento tienen que tener una periodicidad mínima de cada cuatro meses, mientras que en el caso de los ascensores en comunidades de vecinos, esta periodicidad varía entre cada cuatro y cada seis semanas, en la gran mayoría de casos, en función de la antigüedad del ascensor o del número de plantas servidas principalmente.

 

Para cualquier duda o aclaración puedes ponerte en contacto con uno de nuestros asesores técnicos a través de nuestro formulario de contacto, donde estaremos encantados de atenderte.

 

Obtén hasta tres presupuestos GRATIS de diferentes Empresas de Mantenimiento y Ahorra hasta un 50%

 

18 mayo, 2018