Sin duda, los elevadores verticales de corto recorrido son una de las principales ayudas técnicas disponibles para salvar pequeños desniveles y proporcionar plena accesibilidad a cualquier tipo de usuario.

Elevadores Verticales de Corto Recorrido

Elevadores Verticales de Corto Recorrido

Aunque se ha mejorado mucho con el transcurso de los años, todavía queda un gran número de edificios y locales comerciales que no son accesibles al disponer como única vía de acceso una escalera.

En este sentido, los edificios de viviendas estarán obligados a partir del 4 de diciembre de este mismo año, a realizar los ajustes razonables de accesibilidad necesarios para garantizar que todas las personas puedan hacer uso de los elementos comunes en las mismas condiciones que los demás vecinos, según recoge el Real Decreto 1/2013.

Son varias las posibilidades existentes para garantizar la accesibilidad en los edificios de viviendas para cualquier persona, por un lado, una de las soluciones seria la construcción de una rampa, en este aspecto, es importante tener en cuenta que no puede ser cualquier rampa, esta debe construirse acatando una normativa específica para que pueda considerarse accesible.

Otra opción posible seria la realización de obras y reformas en la entrada para suprimir los escalones y dejarlo todo al mismo nivel, además de bajar a su vez el ascensor a esta cota para que dé servicio desde el nivel de la calle.

En muchas ocasiones, para estas dos alternativas, es posible que no se disponga del espacio necesario, que no sea posible la realización de las obras por motivos técnicos o simplemente estas sean de tal envergadura que supongan un gran desembolso.

Como alternativa, existen dos tipos de elevadores que permiten adaptarse a prácticamente cualquier tipo de ubicación proporcionando plena accesibilidad, por un lado, tenemos las Plataformas Salvaescaleras y por otro los Elevadores Verticales de Corto Recorrido.

 

¿Que debes saber sobre los elevadores verticales de corto recorrido?

Este tipo de elevadores verticales son una solución cómoda y segura para todo tipo de usuarios, están totalmente adaptados para su utilización por personas que se desplazan en silla de ruedas, personas mayores con problemas para subir y bajar escaleras o cualquier tipo de usuario con movilidad reducida.

Además, también es posible su utilización para otros usos como transportar la compra, subir el carrito del bebe, etc.

A diferencia de las plataformas salvaescaleras, que se desplazan siguiendo el recorrido y forma de las escaleras, los elevadores verticales se instalan en una ubicación específica para ellos.

Otra de las características principales de este tipo de elevador es su cabina semiabierta, la cual equipa de unas protecciones a media altura, las que normalmente son acristaladas, y una puerta también a esta misma altura o un brazo abatible como protección dependiendo del modelo.

 

¿Que debes entender por corto recorrido?

Los elevadores de corto recorrido, están especialmente diseñados para salvar pequeñas alturas de 3 metros cómo máximo.

En este sentido, son una solución para salvar los desniveles y escaleras situados entre el nivel de la calle y la primera planta o directamente para poder salvar una planta de altura, siempre y cuando esta no tenga un recorrido superior a los 3 metros indicados.

 

¿Cómo ha de ser la instalación de estos?

La instalación de una plataforma vertical para recorridos de hasta tres metros es rápida y sin apenas molestias.

Uno de los factores a tener en cuenta, es si se dispone del espacio necesario para su ubicación o si por el contrario este se debe habilitar.

En el primero de los casos, la realización de obras o reformas serán nulas o mínimas en función del modelo de elevador y en caso de no disponer del espacio necesario, se tendrán que realizar las reformas oportunas en función de la ubicación para la instalación del elevador.

Tanto en un caso como en otro, las empresas instaladoras disponen de personal especializado con capacidad para realizar cualquier tipo de obra auxiliar necesaria si el cliente lo requiere.

 

 

Consejos de uso

El funcionamiento de este tipo de elevadores es realmente sencillo, ya que está totalmente adaptado para ser utilizado de la forma más autónoma posible por todo tipo de usuarios.

Los elementos que encontraremos en la cabina para su funcionamiento son; un pulsador de subida, uno de bajada, un pulsador de emergencia o Stop y una llave para poner en marcha o parar el elevador.

Para su utilización y por motivos de seguridad, tan solo será necesario mantener apretado el pulsador hasta llegar al nivel de destino, donde se detendrá automáticamente.

 

Compara presupuestos de varias empresas y ahorra hasta un 25%

 

6 abril, 2017