diferencias entre ascensores y montacargas

Si hay una diferencia entre ascensores y montacargas que destaca sobre las demás, esta es la prohibición de transportar personas en los montacargas, pero no es la única, existen otras diferencias importantes entre ascensores y montacargas que hacen que este tipo de elevadores esté concebido para situaciones y usuarios bastante diferentes.

diferencias entre ascensores y montacargas

Diferencias entre ascensores y montacargas

Aunque en ambos casos estamos hablando de elevadores con desplazamiento vertical, lo cierto es que los montacargas están concebidos para transportar cargas u objetos, pero nunca personas. Mientras que en el caso de los ascensores su principal función es el transporte de personas, aunque también pueden transportar carga.

En cuanto a la estética, las diferencias entre ascensores y montacargas son evidentes, mientras que los montacargas tienen una construcción más básica, normalmente tipo industrial, con unas protecciones a media altura, por ejemplo. Los ascensores disponen de una estética mucho más cuidada y apta para ser utilizada por personas.

Otra diferencia clave es la seguridad y normativas que aplican en cada uno de estos elevadores, siendo bastante más restringentes en el caso de los ascensores, donde evidentemente se tiene que preservar a los usuarios de cualquier tipo de riesgo o incidente.

En ocasiones es habitual escuchar términos coloquiales como montacargas para personas, sobre todo cuando se refiere a ascensores de velocidad reducida, es decir, aquellos que tienen unas características más adecuadas para ser instalados en viviendas unifamiliares para un uso particular, sin embargo, aunque este tipo de elevadores unifamiliares tienen unos requisitos y precio menores que los ascensores convencionales, estamos hablando también de un tipo de ascensor totalmente apto para transportar personas y por lo tanto, que cumple con la normativa que les aplica para ello. Nunca de un montacargas con capacidad para transportar personas.

Existen aspectos clave en cuanto a diferencias entre montacargas y ascensores se refiere, por ejemplo, la existencia de botonera en la cabina sería una de ellas. Así mismo, en el caso de los montacargas debe existir una botonera en cada una de las plantas que pueda enviar la mercancía u objetos al resto de plantas, mientras que en los ascensores, solo disponemos de uno o dos pulsadores de llamada a planta.

La existencia de otros elementos de seguridad en la cabina, como teléfono, pulsador de stop,  sirena (pulsador de emergencia), puertas en la cabina o en su defecto, en el caso de elevadores unifamiliares, barrera fotoeléctrica, son otros aspectos fácilmente detectables que diferencian a estos dos tipos de elevadores a simple vista.

Evidentemente otros aspectos diferenciadores son los sistemas de seguridad existentes en los ascensores que no se ven a simple vista, aunque son totalmente necesarios para cumplir con las normativas de seguridad, destacando limitadores de velocidad, baterías de emergencia, sistemas anti caída, etc.

Como hemos comentado las normativas por las que se rige cada uno de estos elevadores son diferentes, siendo mucho más estrictas en el caso de los ascensores, incluso en el momento de ponerse en marcha y posteriormente en su funcionamiento cotidiano, en el que es de obligado cumplimiento que dispongan de un contrato de mantenimiento, normalmente mensual en el caso de ascensores convencionales y cuatrimestral en el caso de ascensores para viviendas particulares, además de inspecciones periódicas del elevador,  (Lo que podría ser el equivalente de la ITV en los vehículos) en periodos que pueden variar entre los 2 y 6 años en función del tipo de ascensor.

 

¿Necesitas un ascensor o montacargas? Obtén hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas de tu zona y ahorra hasta un 35% comparando.