¿ Cómo se instala una silla salvaescaleras ?, ¿ Qué medidas mínimas de escaleras son las necesarias ? ¿ Es necesario realizar obras o solicitar permisos ? ¿ Existen subvenciones o ayudas para su instalación ?

Cómo se instala una silla salvaescaleras

Cómo se instala una silla salvaescaleras

Sin duda las sillas salvaescaleras son una de las ayudas más instaladas para mejorar la movilidad, a la hora de subir y bajar escaleras, cuando se trata de personas con problemas de movilidad reducida.

Este tipo de salvaescaleras se instala directamente sobre la propia escalera, donde se fija el rail o railes que sirven de guiado a la silla para que la misma trece la forma y recorrido de la escalera a salvar. Para ello se fijan una serie de soportes regulables a la pared adyacente o sobre el propio suelo de la escalera. Todo ello sin necesidad de realizar obras ni reformas, y por lo tanto, no siendo necesario la solicitud de permisos de obras o licencias.

Además de la facilidad de instalación de este tipo de elevador, apenas son necesarios unas horas en los modelos más habituales y uno o dos días como máximo, en modelos para escaleras con mayor complicación.

Las sillas se caracterizan por su gran adaptabilidad, ya que hay pocas escaleras donde no se pueda instalar alguno de los modelos disponibles, tanto si se trata de salvar unos pocos peldaños de un tramo de escalera, como si se trata de salvar una o varias plantas de altura, las sillas se adaptan a cualquier tipo de escalera, incluidas aquellas que tienen curvas o giros, cambios de pendiente o incluso hasta escaleras de tipo caracol o espiral.

Por otra parte, existen modelos aptos para ser instalados tanto en el interior de viviendas o edificios, como en el exterior de los mismos al estar fabricados con componentes con protecciones adecuadas para la intemperie.

 

Medias mínimas

Es importante tener en cuenta a la hora de conocer cómo se instala una silla salvaescaleras que también son necesarios una serie de requisitos mínimos para ello.

El más importante es sin duda tener el ancho mínimo de escalera necesario, si se trata de salvar un solo tramo recto, el ancho mínimo variará entre los 65 y 70 cm., en función de los diferentes modelos existentes en el mercado, sin embargo, si la escalera a salvar consta de varios tramos unidos por descansillos con curvas, escalones compensados o escaleras tipo caracol, será necesario un ancho mínimo de 70 o 75 cm., en función del modelo.

En este sentido, hay que indicar que la mayoría de escaleras existentes tienen unas medidas de ancho de como mínimo unos 80 cm., por lo que si no se trata de alguna escalera construida de manera especial, será posible instalar una silla salvaescaleras en prácticamente la totalidad de ellas sin mayor problema.

Además de disponer de un ancho mínimo de escalera, es necesario que en la parte inferior de la misma, exista un descansillo cuyas medidas mínimas de fondo sean de 70 cm., para que la silla pueda quedar completamente a nivel y permita de una manera cómoda, el acceso del usuario a la misma.

 

Subvenciones disponibles para salvaescaleras

Aunque principalmente los salvaescaleras que más suelen recibir ayudas o subvenciones son los instalados para mejorar la accesibilidad en comunidades de vecinos, en ocasiones también es posible encontrar algunas subvenciones para instalar sillas salvaescaleras en viviendas para uso particular.

Normalmente este tipo de subvenciones son promovidas por organismos públicos y suelen tener un plazo determinado, contar con una partida presupuestaria limitada y ser necesario cumplir con una serie de requisitos para poder acceder a las mismas.

Un ejemplo serían las ayudas PUA en Cataluña o las distintas prestaciones económicas para atender la adecuación de la vivienda en situaciones de emergencia social, gestionadas por organismos como el de bienestar social de Castilla la Mancha entre otros.

 

Normativa actual

A diferencia de la instalación de otros elevadores como pueden ser los ascensores unifamiliares, donde las empresas tienen que cumplir con una serie de requisitos y deben estar registradas y autorizadas por el ministerio de industria para poder instalarlos, en las sillas salvaescaleras este requisito no es necesario.

Además, actualmente tampoco existe una normativa a día de hoy que obligue a contratar un mantenimiento con una empresa especializada, como sucede con otros elevadores.

Es por ello, que la elección de la empresa que suministre e instale la silla subeescaleras cobra una vital importancia, ya que son muchas las que aunque incorporan en su catálogo este tipo de elevadores, actúan como intermediarios al no ser realmente especialistas, encareciendo el producto innecesariamente.

En este sentido en Ascensoresymás trabajamos con las principales empresas especializadas en la instalación de sillas salvaescaleras de prácticamente cualquier zona, por lo que te podemos ayudar a que obtengas hasta tres presupuestos de diferentes especialistas de manera gratuita para que puedas comparar entre sus diferentes modelos y precios sin compromiso alguno.

 

¿Quieres obtener de forma Gratuita hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especializadas en la instalación de Sillas Salvaescaleras de tu zona?

 

Pide tus Presupuestos

6 julio, 2018