Las sillas para subir y bajar escaleras son una de las principales opciones para aquellas personas con problemas de movilidad a las que las escaleras les representan una gran dificultad en el día a día.

Sillas para subir y bajar escaleras

Sillas para subir y bajar escaleras

Con el paso de los años, las escaleras de acceso a la vivienda o las existentes entre las diferentes plantas de altura puede resultar una barrera difícilmente franqueable que obstaculice la vida cotidiana de personas mayores con problemas de movilidad o de personas con algún tipo de problema que merme sus capacidades físicas.

Ayudar a subir y bajar las escaleras de manera manual no siempre es posible, e incluso en muchas ocasiones, puede resultar hasta peligroso. En este sentido, son muchas las personas que limitan de manera drástica los desplazamientos por las distintas plantas de su hogar o la entrada y salida del mismo por este motivo, incluso en algunos casos, se llegan a plantear la venta de la vivienda como opción.

En este aspecto, es importante indicar que existen soluciones como las sillas para subir y bajar escaleras que pueden mejorar de manera significativa esta situación sin la necesidad de realizar un gran gasto, ni acometer grandes obras de reforma o adecuación.

 

¿Cómo son estas sillas?

Cuando hablamos de sillas para escaleras lo hacemos de los dos tipos principales existentes, por una parte tenemos las instalaciones fijas y por otra las portátiles o manuales.

Las sillas salvaescaleras, que es el nombre común por el que se conocen las sillas con instalación fija, se ayudan de un rail o railes que se instala siguiendo todo el recorrido y forma de la escalera, este rail, servirá de guía para que la silla se desplace sobre el mismo de una manera controlada.

Este sistema salvaescaleras permite subir y bajar escaleras de manera cómoda y segura, a la vez que con una gran autonomía a cualquier tipo de usuario, no en vano, está diseñado para que su utilización sea sencilla e intuitiva, tan solo se debe mantener presionado un pulsador para que el elevador inicie una marcha progresiva, deteniéndose automáticamente al llegar a la parada, para ello, la persona podrá acomodarse en el asiento ergonómico y permanecer segura durante todo el trayecto con la ayuda de una suave marcha y del cinturón o arnés de seguridad.

En cuanto a las sillas manuales para subir y bajar escaleras son aquellas que requieren de la ayuda de una tercera persona. En este caso, existen algunas que son totalmente manuales y otras, las más habituales, que disponen de un sistema de baterías que ayuda a la hora de efectuar la maniobra, minimizando la fuerza necesaria para salvar las escaleras.

 

¿Sillas eléctricas o manuales?

A la hora de subir y bajar escaleras la seguridad y la comodidad son puntos fundamentales, nuestra recomendación es que siempre que sea posible se opte por la instalación de Sillas salvaescaleras eléctricas, de esta manera la persona con problemas de movilidad obtendrá una mayor autonomía para poder realizar sus desplazamientos cotidianos sin la necesidad de depender de la ayuda de otra persona.

Por otra parte, y como hemos comentado, la seguridad juega un papel primordial, la utilización de sillas manuales para subir o bajar escaleras requiere de un proceso de aprendizaje, por lo que no cualquier persona podrá realizar este trabajo sin conocer el funcionamiento de la silla manual, sobre todo si se trata de escaleras con mucha inclinación, escalones con huella reducida, curvas con escalones compensados o escaleras de caracol, además esta maniobra se puede complicar mucho más y requerir, además de destreza, de fuerza si la silla manual no incluye un sistema de tracción de ayuda, lo que sin duda dificultará muchísimo más las maniobras.

Otro punto sumamente importante a la hora de la elección de una silla para subir y bajar escaleras es sin duda el precio, en este sentido es importante consultar la diferentes opciones en función del tipo de escalera a salvar, ya que las diferencias de precios entre una silla salvaescaleras fija y un sistema portátil asistido será inferior, si la escalera es recta y ligeramente superior si la escalera es curva en la mayoría de casos, puedes obtener más información sobre el coste de las sillas en nuestro artículo, ¿Cuánto cuesta una silla salvaescaleras?.

 

Subvenciones

En ocasiones se abren periodos de subvenciones para la adquisición de sillas para subir y bajar escaleras, este tipo de ayudas suelen ser limitadas, tanto en el tiempo como en el importe concedido, además de tener una partida presupuestaria limitada.

La gestión de este tipo de ayudas suele corresponder a organismos públicos como ayuntamientos, diputaciones o comunidades. Algunos ejemplos son las prestaciones económicas gestionadas por el departamento de bienestar social de Castilla la Mancha para atender la adecuación de viviendas en situación de emergencia social o las Ayudas PUA en la comunidad de Catalunya.

 

Solicita hasta 3 Presupuestos de diferentes empresas especialistas en sillas para subir y bajar escaleras de tu zona y ahorra hasta un 35% comparando

30 julio, 2018